Funcionarios capacitados en lenguaje de señas

La inclusión permite, entre otras cosas, proporcionar un acceso equitativo de las personas (...)

05 Diciembre 2018   5   Editorial   Gustavo Alvarado

Inclusión. Un concepto tan recurrente en el último tiempo que es bueno darle un sentido más específico. Según la Unesco, la inclusión es un enfoque que responde positivamente a la diversidad de las personas y a las diferencias individuales, entendiendo que la diversidad no es un problema, sino una oportunidad para el enriquecimiento de la sociedad, a través de la activa participación en la vida familiar, en la educación, en el trabajo y en general en todos los procesos sociales, culturales y en las comunidades.
La inclusión permite, entre otras cosas, proporcionar un acceso equitativo de las personas, valorando el aporte de cada una de ellas a la sociedad.
Hemos sido inclusivos, más allá de lo mucho que nos falta culturalmente, con los inmigrantes, adaptándonos en parte a sus costumbres, incluso, a su lengua original. Muchos de los servicios capacitaron a sus funcionarios en creole para brindar una mejor atención a los haitianos que residen en nuestro país. Sin embargo, hay otro número importante de personas de nuestra población que no cuenta con la posibilidad de tener las mismas facilidades en los servicios públicos porque no hay personal capacitado para interactuar con aquellas que tienen discapacidad auditiva.
Es por esto que desde la Cámara de Diputados se dispuso solicitar al Presidente de la República que, a través del Ministerio de Desarrollo Social, envíe un proyecto de ley para que los servicios públicos de la administración del Estado cuenten con, al menos, un funcionario capacitado en lengua de señas.
El texto, ratificado por unanimidad, tiene como fin la comunicación con personas en situación de discapacidad sensorial y acoger de manera universal y no discriminatoria a todos los usuarios de los servicios públicos de Chile.
Entre los considerandos, el documento describe que, entre las medidas adoptadas para el acceso a la información de personas con discapacidad sensorial, el Servicio Nacional de Discapacidad contrata intérpretes de lengua de señas para actividades públicas a nivel nacional de autoridades de Gobierno, para videos informativos y para aquellas acciones institucionales donde se requiere contar con intérprete de lengua de señas.
Asimismo, agrega que Senadis dispone de un Manual denominado “Medidas de Accesibilidad e Inclusión para Personas con Discapacidad”, que contiene una serie de recomendaciones para una “Atención Inclusiva” en los servicios públicos, pero que solo indica reglas generales en el proceso de atención de público para personas en situación de discapacidad.
La comunidad sorda tiene el derecho a relacionarse con el Estado sin dificultades de ninguna naturaleza, por lo que se hace necesario el perfeccionamiento y capacitación de los funcionarios de los servicios públicos para la atención de personas con discapacidad sensorial.