Futuro de planta Iansa

Todo el mundo sabe los graves problemas de cesantía que tiene la principal zona del Maule sur y que ningún Gobierno ha logrado revertir.

15 Julio 2017   10   Editorial   Gustavo Alvarado

Durante estos días ha existido enorme preocupación en la comuna de Linares por el futuro de una de las industrias más importantes y trascendentes en el desarrollo del Maule sur, es decir, la Planta Azucarera Iansa.

Esto motivó una reunión urgente en la capital y donde participaron el Ministro de Economía, Luis Felipe Céspedes y los ejecutivos de Iansa, José Luis Irarrázaval (gerente general), Álvaro Prieto (gerente agrícola y de operaciones) y José Manuel Rebolledo (gerente de sostenibilidad),     además del Senador de la DC, Manuel Matta.

La idea era despejar las dudas con respecto al futuro de la producción remolachera y definir qué sucedería con la planta  ubicada en el área norte de la Villa de San Ambrosio y que aporta mil 500 empleos directa e indirectamente.

 “Efectivamente, se conversó sobre el futuro de la planta. Nosotros hicimos ver la necesidad de que el Gobierno apoye la producción remolachera dado el impacto que tiene la compañía en Linares. Alrededor de mil 500 personas se ven beneficiadas directa e indirectamente con el desarrollo azucarero y cerrar la planta sería un verdadero desastre para el Maule sur”, comentó el parlamentario por Linares y Cauquenes, Manuel Matta.

La autoridad reconoció que la empresa hizo ver su preocupación por el tema ambiental dado que-nadie lo habría imaginado hace 30 años- el recinto está en el área urbano de la Villa de San Ambrosio, es decir, inserta en los planes de descontaminación y restricción ambiental, que se anuncia serán más severos a contar de los próximos años. Lo segundo es que el proceso remolachero no pasa por un buen momento dado el bajo consumo de azúcar en el país. A eso se suma que la producción remolachera se ha reducido a la zona de Linares y Los Ángeles, dado que el resto desapareció.

“Esto quedó en manos del Ministro de Economía. Él quedó de dar una respuesta.  Yo creo que la planta no se va a cerrar porque ellos funcionan entre abril y agosto. Además se está buscando dar la facilidades para que adecuen sus sistemas de producción”, comentó el legislador.

Iansa no ha emitido pronunciamiento de esta reunión en la capital ni del futuro del recinto, aunque los trabajadores en Linares se han mostrado preocupados por su situación contractual.

Es vital apoyar a la empresa privada que es la que entrega los empleos y aporta al desarrollo. Pensar en la desaparición de Iansa Linares significaría un nocaut al complejo momento laboral que vive la Villa de San Ambrosio. Todo el mundo sabe los graves problemas de cesantía que tiene la principal zona del Maule sur y que ningún Gobierno ha logrado revertir.

El alcalde Mario Meza dijo estar confiando en que Iansa Linares seguirá funcionando y la compañía está dispuesta a cumplir con todo el tema ambiental.

“Nosotros vamos a aportar. Sabemos que este es un tema privado, pero estamos dispuestos a colaborar. Linares pasa por problemas laborales permanentes y es necesario que la planta siga funcionando en la zona. Además hay una producción muy importante del punto de vista remolachero”, acotó.