Hasta siempre Iván “Mochila” González

Desde estas páginas, dejamos constancia pública del dolor que nos aqueja

19 Enero 2018   2   Editorial   Gustavo Alvarado

Como un buen amigo, impecable en su trabajo y con una fineza en el uso de la palabra, pocas veces vista en el periodismo escrito, recordaremos en Diario El Centro a la persona de Iván “Mochila”González, quien ayer se alejó para siempre de este mundo, dejando tras de sí la impronta de una persona que se hizo a sí misma a costo de puro esfuerzo y empeño. Todo un ejemplo como deportista, padre, esposo y reportero.
Son incontables las páginas de nuestro diario que están impregnadas del espíritu de Iván. Ese mismo ánimo y empuje que lo llevaban a levantarse todos los días para enfrentar agotadoras jornadas laborales, pero que siempre terminaban con la satisfacción del trabajo bien hecho, y que los lectores tendrían a la jornada siguiente el mejor producto periodístico posible de realizar.
Porque así era Iván. Si había que quedarse hasta última hora para registrar el dato final de algún resultado deportivo, todos sabíamos que nuestro compañero estaba disponible, aunque eso significara dejar de lado otras responsabilidades. A ello, se sumaba un estilo siempre ingenioso en sus titulares y crónicas, cuyo mayor ejemplo era la columna de “El Marinero”, donde reflejaba detalles desconocidos de lo que pasaba, tanto adentro, como fuera de las canchas, siempre con un ánimo constructivo y divertido.
Por todo ello, nos deja consuelo la memoria de Iván. Un hombre a quien sus colegas del deporte recordaban ayer con palabras emocionadas, no sólo por su dilatada trayectoria en ese segmento de la labor informativa, sino por sus características personales, que lo llevaron siempre a destacarse. Lo mismo ocurrió cuando se desempeñó como deportista en Español de Talca, protagonizando los mejores tiempos del básquetbol profesional.
Por ello, desde estas páginas, dejamos constancia pública del dolor que nos aqueja como familia de Diario El Centro y queremos honrar a nuestro colega. Son numerosas las generaciones de periodistas, reporteros y fótografos que conocieron a Iván y que lo recuerdan como un hombre íntegro, siempre dispuesto a dar una palabra de apoyo a quienes lo necesitaban y, antes que todo, solidario con quienes estaban atravesando por malos momentos.
Así nos sumamos a los sentimientos de pesar que se manifestaron ayer en los distintos medios de comunicación de Talca y de la Región del Maule. Siempre recordaremos a Iván sentado en su escritorio, vibrando con el deporte y con una agudeza pocas veces vista en la palabra escrita. También, nos queda su imagen como amigo, compartiendo con nuestras familias o simplemente dialogando con cualquiera que se acercara a su oficina. Porque así lo seguiremos queriendo. Hasta siempre Iván.