Hogares carentes de escolaridad

Esto quiere decir que cuatro de 10 hogares tienen, al menos, uno de sus integrantes con una carencia de escolaridad.

27 Marzo   37   Editorial   Gustavo Alvarado

Las cifras reveladas por el Ministerio de Desarrollo Social en Talca, hace un par de días, respecto a la Encuesta Casen 2017, nos ponen al frente una preocupante realidad, como es la falta de escolaridad en los hogares maulinos.


Fue la subsecretaria de Evaluación Social, Alejandra Candia, quien dio a conocer indicadores en los cuales la Región del Maule está por sobre el promedio nacional. Cabe destacar que la Encuesta de Caracterización Socioeconómica Nacional, respecto a la pobreza multidimensional, ya situó a esta región por arriba de la media del país con un 22,5%; al igual que la pobreza por ingresos, donde el Maule anotó un 12,7% versus 8,6% de la media nacional.


Pero es el nivel de carencia de escolaridad donde los indicadores se disparan, respecto al resto del país. Un 40,2 de los hogares de la región están bajo este concepto, muy por sobre del 29,4% del promedio del resto del territorio. Esto quiere decir que cuatro de 10 hogares tienen, al menos, uno de sus integrantes con una carencia de escolaridad, o sea, que no completó el nivel de educación que le correspondía.


Si lo llevamos a la educación media, las cifras no son alentadoras porque podremos ver que cerca del 50% de la población de 18 años o más de la Región del Maule, no ha completado su educación media, según el reporte entregado por la subsecretaria.


Esto nos habla que, en el aspecto educacional, del cual tanto se habla hoy por hoy, con proyectos diferentes para encontrar un sistema óptimo de admisión, nuestra región se va quedando atrás en un tema tan relevante como este, donde es sabido que es a través de la educación que se logra reducir, en parte, las brechas de desigualdad (ya sabemos que inciden otros factores hoy en día y que no necesariamente están asociados a los méritos académicos).


Esta cifra, social por cierto, nos debe llamar la atención y no solamente llevarnos a ser autocomplacientes en otros aspectos en los cuales hemos logrado avances como región, porque la educación es y seguirá siendo el mejor legado que una sociedad le puede brindar al ser humano.


Este año se realizará la Encuesta Casen 2019 y veremos si la aplicación de políticas públicas ha dado resultados, pese a que, en el aspecto educacional, los efectos no son cuantificables en el corto plazo.