Hospital de Linares en marcha

Se trata de una obra tremendamente necesaria, dado los problemas graves de acceso a la salud

25 Noviembre 2017   13   Editorial   Gustavo Alvarado

Tras años de debate, anuncios, promesas y licitaciones frustradas, finalmente se consiguió que la Contraloría General de la República tomara razón y autorizara la construcción del denominado “megahospital de Linares”.
Se trata de una obra tremendamente necesaria, dado los problemas graves de acceso a la salud que hay en esta zona del Maule. Solo hay que recorrer el Centro de Diagnóstico y Tratamiento (CDT) o el servicio de urgencia, para ver la impotencia en el rostro de cientos de usuarios que “claman” por una atención. Lo relevante, además, es que la obra vaya acompañada de profesionales, técnicos y administrativos más comprometidos con los pacientes.
Los detalles de esta inversión emblemática fueron entregados por el director del Servicio de Salud del Maule, Rodrigo Alarcón: “El nuevo centro de salud será construido en un 100% con recursos públicos y administrado por el Ministerio de Salud. Hay varios aspectos que tenemos que detallar con respecto a la obra, por ejemplo, la planta de especialistas, médicos, profesionales y paramédicos va a crecer en 450 personas, dijo la autoridad.
La empresa a cargo de las faenas será la Compañía Astaldi, constructora que actualmente trabaja en la materialización del Hospital Félix Bulnes y que prontamente firmará otros contratos similares a los del megahospital de esta ciudad.
Un tema importante tiene que ver con los plazos de la ejecución de la intervención. “Nosotros esperamos suscribir la próxima semana el contrato correspondiente con boleta de garantía e informes laborales, entre otros. Suscrita esta documentación comienza a correr el plazo de construcción que se divide en dos etapas, vale decir, un año y medio en diseños y tres años y medio en construcción de la obra. Son cinco años de materialización del proyecto”, dijo el director del Servicio de Salud del Maule.
El gobernador, Pedro Fernández, dijo que con esta toma de razón de la Contraloría se sentencia el compromiso de la Presidenta Bachelet en materia de salud con la ciudad de Linares. “Yo creo que hay mucha gente nerviosa. En estos tiempos todo se politiza. La Contraloría no actúa por política. Este documento fue emanado el 20 de noviembre y nosotros estamos informando de que el Gobierno está cumpliendo”, afirmó el ex alcalde de San Javier.
Un tema que deben enfrentar las autoridades y que sociológicamente es una realidad, es la falta de credibilidad en la opinión pública. En el Maule sur, por circunstancias muy extrañas, las obras siempre presentan problemas. Lo más seguro es que mientras no haya labores y se vea el edificio, la ciudadanía no va a creer en que el hospital de Linares, finalmente, es una realidad.