Hurto en el comercio

Lo más preocupante es que más de la mitad de los entrevistados -un 55,8%- dice no denunciar ningún delito

14 Junio 2017   8   Editorial   Gustavo Alvarado

Los pequeños comerciantes de Talca denuncian una situación que los afecta a diario y que tiene que ver con el hurto constante que sufren en sus locales. Señalan que ello les causa un gran perjuicio, ya que es un problema que lejos de reducirse va escalando.

Se trata de la sustracción de productos que no supera la media Unidad Tributaria Mensual, es decir unos 23 mil pesos, lo que implica que si son capturados, la pena es mínima y quedan en libertad de forma casi inmediata.

De acuerdo a cifras de la Cámara Nacional de Comercio, el 51,3% de los establecimientos comerciales, hoteles y restoranes del país fueron víctimas de uno o más delitos durante el segundo semestre de 2016.

El sondeo también arrojó que la victimización en regiones se empinó a 51,2%. Este resultado es significativo, ya que refleja un alza de 7,1 puntos porcentuales si se compara con la encuesta del segundo semestre de 2015.

El Presidente de la CNC, Ricardo Mewes, se mostró preocupado por los resultados revelados por este sondeo e insistió en la responsabilidad de las diversas autoridades para hacerse cargo instituciones para hacerse cargo de esta problemática: “No puede ser que uno de cada dos comercios sea víctima de un delincuente, porque al final del día quienes hacen el trabajo bien hecho, quienes generan empleo y recursos,  terminan quedando detrás de las rejas y no los delincuentes que debieran estar presos”, dijo.

Agregó que “la responsabilidad de generar los espacios para estar y trabajar tranquilos es del Gobierno y todos sus estamentos y si vamos más allá, es también responsabilidad del Ministerio Público y el Poder Judicial”.

La encuesta mencionada indica que el delito y/o falta con mayor ocurrencia es el hurto (22,5%); seguido del hurto hormiga (15,6%); el robo con violencia (10,7%) y el delito económico (8,9%), que supera al rayado no autorizado (8,8%).

Los delitos que tienen una alta tasa de re victimización durante el segundo semestre de 2016, con ocurrencia de más de una vez, fueron hurto hormiga (89,1%), seguido por hurto (69,3%), rayado no autorizado (65,1%) y robo con violencia (42,2%).

Sin embargo, lo más preocupante es que más  de la mitad de los entrevistados -un 55,8%- dice no denunciar ningún delito, condición que se acentúa en los establecimientos minoristas (68%). Por lo tanto, los comerciantes que no denuncian los delitos o faltas, aumentaron 10 puntos porcentuales respecto del segundo semestre de 2015.

En relación a las razones para no denunciar, el 57,6% respondió que no confía o es perder el tiempo; un 42,4% que se trata de un robo de bajo monto; un 24,7% encuentra que es un trámite engorroso y un 16,8% dice no tener pruebas ni testigos.

Sin duda, estamos en presencia de un problema serio que tiene consecuencias económicas y motivacionales. Es hora que las autoridades tomen cartas en el asunto.