Iglesia “Corazón de María”

Su recuperación significará un atractivo arquitectónico y de estudio para los futuros profesionales del área.

29 Julio 2017   8   Editorial   Gustavo Alvarado

Tras siete años de distintas gestiones, por fin se terminaron los estudios que permitirán buscar los recursos para reparar la iglesia “Corazón de María”, un icono arquitectónico de la ciudad de Linares.

La parroquia, que es Monumento Nacional, fue dañada por el mega terremoto de 2010 y día a día recuerda a la comunidad el impacto y destrucción que representó el  remezón del 27F.

El recinto estilo gótico se ubica en el centro de la urbe, específicamente en calle Maipú esquina San Martín y   es visible desde la avenida Aníbal León Bustos y diversos puntos de la comuna.

El concejal Jesús Rojas Pereira indicó que hace unas semanas el municipio recibió la documentación final y visada con respecto a los estudios y análisis de la recuperación de la iglesia, “lo que nos pone contentos dado que ha sido un largo camino, donde se han debido superar diversos obstáculos”, enfatizó.

El párroco del templo “Corazón de María”, padre Carlos Terán, expresó que no queda más que agradecer a todos quienes han participado de este proceso tanto local, regional y nacionalmente. “Estamos hablando de un Monumento Nacional cuya recuperación ha significado estudios muy minuciosos. No tenemos una cifra exacta pero la reconstrucción tiene un costo superior a los 2 mil millones de pesos”.

El sacerdote dijo que a pesar de la adversidad, la comunidad sigue participando de las diversas celebraciones religiosas y está esperanzada en el trabajo de las autoridades y el Obispado de Linares.

El encargado de proyectos de Secplan (Secretaría Comunal de Planificación de Linares), Eduardo Jara, confirmó que los informes fueron derivados desde la mesa patrimonial -donde no está el municipio- para entrar a la fase de calificación social o RS (Recomendado Sin Observación). “En el informe se nos hace presente un elemento importante que tiene que ver con la reconstrucción del ábside (parte posterior del altar mayor de una iglesia, saliente por el exterior, que tiene planta semicircular, poligonal o lobular y cubierta generalmente abovedada) que debe ser en albañilería como era originalmente y no de materiales más liviano. Fue eso lo que demoró la tramitación de la intervención”, comentó el experto.

De esta forma ahora el municipio irá por la rentabilidad social ante Mideplan para conseguir los dineros que deberían salir de fondos regionales. Allí comenzará el proceso de licitación y posterior ejecución de obras.

Independiente de los credos religiosos, la iglesia “Corazón de María” forma parte de la historia de Linares. Es el templo más antiguo de la ciudad, tiene más de 100 años, y pese a los daños resistió el terremoto de 2010. Su recuperación significará un atractivo arquitectónico y de estudio para los futuros profesionales del área.