Imprescriptibilidad de delitos sexuales

Es una señal importante en la línea de no dejar ningún flanco para la impunidad. Sin embargo, la discusión se centra respecto de si la ley de abusos sexuales infantiles imprescriptibles va a ser retroactiva o no.

22 Abril   64   Editorial   Gustavo Alvarado

Una propuesta legal, en segundo trámite legislativo, continúa su avance para permitir que quienes han sido víctimas de agresiones sexuales puedan denunciar su perpetración y a sus victimarios cuando se encuentren realmente preparados para hacerlo y enfrentarlo, sin que corran el peligro que las acciones legales para hacer efectiva la responsabilidad hayan prescrito.
Fue la Comisión de Constitución de la Cámara de Diputados la que aprobó unánimemente la idea de legislar del proyecto de ley que Declara Imprescriptibles los Delitos Sexuales contra Menores, iniciativa que, además, se encuentra con suma urgencia.
La iniciativa propone un catálogo de delitos sexuales contra menores de edad, entre los que se menciona la violación, los abusos sexuales, el estupro, la prostitución de menores, la violación con homicidio y la pornografía infantil.
El texto deroga la norma actual relativa a la prescripción de estos delitos, es decir, aquel que establece que el plazo de prescripción empezará a correr desde que la víctima cumpliera la mayoría de edad.
Sin duda, es una señal importante en la línea de no dejar ningún flanco para la impunidad. Sin embargo, la discusión se centra respecto de si la ley de abusos sexuales infantiles imprescriptibles va a ser retroactiva o no. Es decir, no hay claridad de que la ley pueda aplicarse a casos pasados.
Si bien, esta modificación legal no permitiría aplicarse a los casos de abuso sexual anteriores, los que van con la prescripción antigua, porque solo se podrá cambiar la ley para adelante, se trata de un importante avance en materia de protección de los menores de edad, ya que, desde que se modifique la ley, pase el tiempo que pase, se podrán denunciar los abusos.
Caber señalar que, en diciembre último, una encuesta realizada por la Fundación para la Confianza en la Región Metropolitana mostró que el 20% de los hombres y 39% de las mujeres dijeron haber sufrido abuso sexual infantil, lo que rompe con las cifras que se manejaban en Chile, que mostraban que este delito afectaba a solo el 10% de los menores.
La encuesta consultó a unas 700 personas, pero no a los niños, sino que a los adultos. Además, el estudio evidenció que casi el 60% de los hombres que sufrieron algún tipo de abuso en la infancia, desde toqueteos hasta violación, no se reconoce como víctima.