Lapidario informe sobre el Sename

Comité estima que violaciones a los menores “no son producto de circunstancias puntuales”.

01 Agosto 2018   7   Editorial   Gustavo Alvarado

El Comité de Derechos del Niño de Naciones Unidas entregó recientemente un lapidario informe sobre las condiciones de los menores internados en los diversos centros y organismos colaboradores que dependen del Sename. El texto consigna las conclusiones de una comisión que en enero pasado visitó el país y revisó las condiciones de los menores en diversas ciudades del país, entre las cuales se consideró también a Talca.
Según se señala “el Estado es directamente responsable de las violaciones” realizadas en estos recintos y apuntó que ello no es solo por la falta de supervisión, sino también porque “dichos centros, a efectos de distribución de responsabilidad, deben ser considerados agentes del Estado, al actuar en el ejercicio de las funciones públicas por delegación del Estado”.
El documento indica, además, que el comité considera que las violaciones a los menores “no son producto de circunstancias puntuales, de personas concretas o de una determinada coyuntura ante las reiteradas denuncias y constataciones, demuestra que existen unas causas estructurales que ha permitido esa situación”.
Asimismo, apuntó al Poder Judicial donde “los jueces tienen encomendada la adopción de todas las medidas de protección, desde las ambulatorias a las residenciales. Pero no tienen un conocimiento preciso de los recursos alternativos a la internación, ni el tiempo necesario para el estudio de cada caso individual, ni la capacitación para saber cuál es la medida social más adecuada”.
El Gobierno chileno reconoció que la situación “es grave y requiere de cambios radicales”.
“El compromiso con la infancia del Gobierno constituye una de sus máximas prioridades”, enfatizó el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Hernán Larraín, al dar a conocer dicho informe, que fue recibido el pasado 7 de junio por el Ejecutivo.
Larraín explicó que desde el primer día de su mandato, el presidente Sebastián Piñera priorizó a la niñez y llamó a un gran acuerdo por la infancia, cuyo contendido final se hizo público antes de conocer el Informe del Comité de Naciones Unidas, a comienzos de junio.
Se trata de un informe que si bien no aporta nada nuevo a lo que lamentablemente ya se sabe, tiene el mérito de exigir medidas reparatorias al Estado chileno y urge la adopción de medidas.
Es de esperar que el Congreso tramite con rapidez las modificaciones al Sename, de manera que prontamente se pueda contar con nuevas herramientas para abordar un problema tan grave como el maltrato a los niños que el Estado debiera cuidar.