Liderato de Curicó Unido

El “oficio” que muestra el equipo a la hora de amarrar un resultado a favor, se ha transformado a estas alturas en una especie de “sello”, que lo tiene como uno de los protagonistas del campeonato

08 Noviembre 2016   6   Editorial   Gustavo Alvarado

Si bien en lo que va del presente campeonato de la Primera B, Curicó Unido ya había logrado arribar a la cima de la tabla de posiciones, tras la undécima fecha por primera vez consiguieron abrochar dicha condición, pero de manera solitaria. Los números respaldan la campaña, dando cuenta de una regularidad en el rendimiento: son la única escuadra de la división que permanece invicta y con la particularidad que no le han convertido goles en calidad de visita.

Pero esos números no son reflejo del azar, ya que corresponde a una planificación de un cuerpo técnico a cargo del experimentado, Luis Marcoleta, el mismo tras el único ascenso a la máxima división del balompié nacional que registra la escuadra de la banda sangre diagonal.

Cuando restan cuatro partidos para que concluya la primera rueda, los albirrojos han tenido la convicción necesaria para sobreponerse a todas las vicisitudes que se les han presentado. El “oficio” que muestra el equipo a la hora de amarrar un resultado a favor, se ha transformado a estas alturas en una especie de “sello”, que lo tiene como uno de los protagonistas del campeonato.

A pesar de quizás no alcanzar  un juego tan “atildado” como en el torneo anterior, la seguidilla de resultados a favor le ha permitido al equipo aumentar su convicción respecto a la idea de juego que surge desde la banca técnica. Dejando de lado este presente, dentro del plantel prefieren “tomarse con calma” el momento por el que pasan, conscientes de que aún “no han ganado nada”, puesto que todavía resta “mucho paño que cortar”.

Tomando en cuenta el desarrollo del campeonato, junto a Curicó, equipos como San Marcos de Arica, Rangers y Coquimbo deberían estar en la pelea por el cupo directo disponible para el ascenso.

Si bien el fuerte del equipo siempre ha estado enfocado en resaltar lo colectivo por sobre lo individual, a corto plazo, la directiva de Curicó Unido tendrá un desafío no menor: lograr la permanencia en el plantel del delantero, Alfredo Ábalos. El argentino fue gravitante en la excelente segunda rueda conseguida en el campeonato anterior, donde los albirrojos bregaron hasta la penúltima fecha por la posibilidad de conseguir el ascenso, que en definitiva quedó en manos de Deportes Temuco, y también por estos días, cuando detenta el cartel como el goleador de la escuadra.

Por último, es de esperar que la cifra de hinchas que se acerque a los próximos desafíos que dispute Curicó, sobre todo de local, pueda aumentar, ya que el promedio sigue estando por debajo de lo que esperaba la directiva, respaldo que por ahora no se condice con la campaña que está realizando el equipo.