Linares, cuna del vóleibol

Un logro conseguido con mucho esfuerzo, con sacrificio y entrega por parte del cuerpo técnico como los jugadores

31 Diciembre 2016   2   Editorial   Gustavo Alvarado

El año termina para la comuna de Linares con un nuevo título en la disciplina que más ha entregado galardones a la Villa de San Ambrosio: el vóleibol.

Una conjugación de elementos donde destacan el trabajo formador de Juan Arroyo (ligado al Instituto Linares y la Congregación Marianista), la familia Grimalt- Fuster y dirigentes como Patricio Valdivieso Castro ha permitido durante la última década potenciar esta disciplina y sumar 7 títulos nacionales.

Un logro conseguido con mucho esfuerzo, con sacrificio y entrega por parte del cuerpo técnico como los jugadores. Hay que lamentar, eso sí,  la falta de apoyo del empresario maulino y el poco respaldo del público en las gradas, dado que los duelos jugados en la comuna no han tenido gran convocatoria.

De esta forma y para reconocerlos, la municipalidad  organizó durante la semana un homenaje frente al obelisco que recuerda a los Fundadores de Linares. El acto fue  encabezado por el gobernador suplente Marco Villagra y el alcalde Mario Meza, además de concejales, dirigentes, jugadores y algunos amantes de esta disciplina.

En su intervención el jefe comunal de destacó la importancia de este título y la trascendencia para Linares desde el punto de vista deportivo. “Si hay algo que nos prestigia a nivel nacional es esta disciplina deportiva y no hay dudas  y es incuestionable que el voleibol siempre le ha traído alegrías a Linares”, comentó.

Enseguida adelantó apoyos económicos para la disciplina. “Nos comprometemos a apoyar al vóleibol con 20 millones de pesos para el año 2017, lo que deberá ser ratificado por el  Consejo Municipal. Además voy a plantear en el mes de mayo próximo  declarar Ciudadanos Ilustres a Esteban y Marco Grimalt (los campeones del volley playa),  ya que pocos linarense han llevado el nombre de nuestra comuna alrededor del mundo y haber participado en unas olimpiadas es motivo de orgullo”, enfatizó.

El presidente de la Asociación de Voleibol Linares, Patricio Valdivieso comentó que:  “Este un nuevo título que nos costó mucho, es un esfuerzo sobrehumano el que hicimos al luchar de igual a igual con grandes ciudades que manejan grandes recursos, pero nosotros logramos hacer la diferencia con la garra, el esfuerzo, el corazón y el empuje que tiene los linarenses”.

Además en la instancia planteó la necesidad de crear el “Museo del Vóleibol” con la finalidad de que las nuevas generaciones conozcan más de la historia de este deporte.

Jaime Grimalt Suárez, director técnico de la selección de voleibol agradeció las medallas y diplomas. “Este reconocimiento municipal es el medio que tenemos para unirnos a nuestra ciudad, a nuestra gente, a la gran familia linarense por quienes jugamos”.

En tanto que su hijo y capitán de los campeones Jaime Grimalt Fuster sostuvo que “tenemos un grupo humano muy cohesionado, muy unido y la gran diferencia que tenemos con los rivales es que somos un equipo muy convencido de lo que somos capaces de hacer. Entramos a la cancha siempre pensando que vamos a ser campeones y nuestro objetivo es llevarnos la copa para la casa, a diferencia de los otros equipos que van a ver qué pasa”.

El desafío, ahora, es que Linares pueda jugar más fechas de la competencia como dueño de casa y que la ciudad sea sede de una fecha del Sudamericano de “volley playa” donde brillan los primos Esteban y Marco Grimalt.