Llegó marzo y sus gastos

Los bolsillos tiemblan y se hace difícil, muchas veces, jerarquizar las necesidades

01 Marzo 2018   8   Editorial   Gustavo Alvarado

Después de unas merecidas vacaciones, finalmente hoy comienza el temido mes de marzo, con un cúmulo de obligaciones que van desde la compra de útiles escolares al pago de los permisos de circulación, hasta adoptar nuevamente el ritmo de trabajo y comenzar a cumplir las metas.
Frente a este panorama, los bolsillos tiemblan y se hace difícil, muchas veces, jerarquizar las necesidades y compatibilizarlas con los recursos que se poseen.
De ahí que Visa, por ejemplo, dictó una serie de tips que apuntan a racionalizar este proceso indicando que para evitar dañar las finanzas hay que controlar las ansias de comprar: analizar si el producto o servicio cubre una necesidad o deseo.
Asimismo, hay que planear las compras haciendo una guía útil, hacer un listado de lo que es necesario durante el mes.
También se debe comprar con mesura elaborando un presupuesto, ya que es una herramienta muy útil en las finanzas, pues permite visualizar todos los ingresos disponibles y los pagos que se harán durante el mes.
Con ello, es posible calcular y organizar de forma sistemática los pagos a rubros básicos (alimentación, servicios, transporte, etc.). Idealmente, se recomienda llevar un registro detallado.
Al momento de llevar un registro, es posible conocer con exactitud cada salida de dinero, lo que permite identificar los gastos que pueden reducirse o eliminarse. Punto importante es comparar precios y analizar ofertas lo cual permite tomar mejores decisiones.
La clave está en la organización. Es permitido considerar un presupuesto mensual para gastos libres, pero no excederse del mismo.
Para evitar el sobreendeudamiento se recomienda que antes de solicitar un nuevo crédito se deben analizar las deudas actuales para evitar salirse de control. Una señal de alerta de que se está al borde de un sobreendeudamiento es cuando la persona se siente frustrada al realizar sus pagos, evita atender las llamadas de acreedores y recibe avisos de facturas vencidas.
Por ello, se debe hacer un recuento de los ingresos netos y los gastos fijos, de esta manera se establece el presupuesto disponible para cubrir las deudas. Así, hay que definir prioridades y recortar los gastos, evitando compras por impulso, siendo esta la parte más importante para ahorrar dinero y cubrir lo más pronto posible las deudas actuales.
Siguiendo algunos de estos sencillos consejos es posible enfrentar de mejor manera el periodo que se avecina, sin pasar angustias y teniendo unas finanzas sanas.