Los desafíos que dejó la fiesta vendimiera

Es en este contexto, en que el crecimiento del certamen plantea la disyuntiva de seguir realizándose en la plaza de armas, o buscar una nueva instalación.

26 Marzo   31   Editorial   Gustavo Alvarado

El domingo en la noche una vez que se hubo retirado el último visitante de la Fiesta de la Vendimia de Chile de inmediato comenzó el desarme de los 2 escenarios monumentales, como también de los más de 330 stand de degustación.
En paralelo, se inició el análisis de las actividades que desde el jueves al domingo reunieron a cerca de 230 mil personas en torno a la plaza de Curicó, y al evento calificado como el mas grande e importante de su tipo en el país.
Las autoridades, aun con los ecos de la fiesta, aseguran que el saldo es positivo, al considerar áreas como las ganancias para el comercio, las viñas y para quienes se hicieron parte de la festividad.
Esta revisión del desarrollo también aborda a la cantidad multitudinaria de asistentes, además del nivel de lo artístico, y de los productos que fueron ofrecidos para las miles de personas que acudieron a la fiesta.
Este saldo también platea desafíos que desde ya comienza a mostrarse ante las autoridades locales, para ser asumidas en este año de plazo, antes que llegue la versión 34 del evento, con el objetivo que la fiesta siga creciendo, aunque en este tema aparecen las primeras aprensiones.
Seguir creciendo, para por ejemplo recibir a las 230 mil personas en cuatro días que correrán el círculo de arterias que rodean a la plaza de armas de Curicó. Y es que este espacio público pareciera se “se hizo chico”, para este mar de gente que, por momentos, prácticamente no lograba moverse ante tal arribo de personas, las que incomodas intentaban disfrutar de la gastronomía, los mostos, el espectáculo, o simplemente el paseo por la fiesta.
Es en este contexto, en que el crecimiento del certamen plantea la disyuntiva de seguir realizándose en la plaza de armas, o buscar una nueva instalación. De esto último nace la segunda y natural interrogantes: ¿Dónde?
De hecho en alguna ocasión se ha mencionado la alameda como alternativa, o el estadio La Granja, pero ¿será posible sacar la fiesta desde el lugar en que tuvo su nacimiento y desarrollo, la plaza?
Sobre ello la autoridad aclaró que hoy no hay lugar alguno en Curicó, con las cualidades de la plaza que pudiera recibir a esta fiesta. De hecho, se habla de alguna ve ocupar el terreno del actual aeródromo de la ciudad, pero para ello falta mucho para que siquiera comience a vislumbrarse su cambio de domicilio.
El mundo privado, y especialmente el hotelero, en este tema también tienen algo que decir para el próximo evento, en marzo del 2020, ya que si bien en el ultimo año se produjo la llegada de dos hoteles de prestigiosa gama, la fiesta hizo que la capacidad y cantidad de camas simplemente se agotara.
En suma, la Fiesta de la Vendimia más grande de Chile deja cuentas alegres, pero también plantea algunos temas de futuro y de ciudad que vale pena comenzar a considerar.