Luz verde para hospital

El próximo 10 de octubre, la Dirección de Arquitectura del ministerio de Obras Públicas debería concretar la correspondiente “entrega de las llaves” del terreno a la empresa, dejando atrás años de frustraciones

13 Septiembre 2016   2   Editorial   Gustavo Alvarado

Durante la semana anterior, sobre el tema del que será el nuevo hospital para Curicó, en este mismo espacio dábamos cuenta respecto a la prolongación que experimentaba el proceso de toma de razón del contrato de licitación por parte de la Contraloría, hecho que había sido definido como “el último gran paso administrativo”, previo a la entrega del terreno a la empresa que se adjudicó el desarrollo de las faenas.

En lo puntual, tras una espera que se extendió por 75 días, la Contraloría confirmó el término de aquella etapa, oficializando la luz verde ya definitiva para el futuro hospital, cuyo servicio abarcará a las nueve comunas de la provincia curicana.

Respecto a las necesidades planteadas por la comunidad, se trata del proyecto que por lejos ocupa el primer casillero, realidad que contrasta respecto al tiempo que debió transcurrir para arribar al presente punto. 

Por lo pronto, desde la propia firma que ejecutará los trabajos (OHL S.A.), se ha indicado que el próximo 10 de octubre la Dirección de Arquitectura del ministerio de Obras Públicas debería concretar la correspondiente “entrega de las llaves” del terreno a la citada empresa, dejando atrás años de frustraciones.

Tomando en cuenta el plazo de entrega de dicha iniciativa (mil 460 días corridos), se espera que a fines del 2020, justo 10 años después de que Curicó se quedara sin su hospital, pueda en definitiva recuperar y mejorar su infraestructura de carácter asistencial.

Respecto de dicho tema, el director del Servicio de Salud del Maule (SSM), Rodrigo Alarcón, indicó que de manera paralela a lo que serán las obras del nuevo hospital se deberá trabajar en un “plan de enlace” o de “contingencia”, que permita que la actual infraestructura asistencial que detenta la comuna de Curicó sea capaz de “soportar” el tiempo que requerirá la citada construcción, hasta trasladarse a lo que será el nuevo edificio, en un terreno ubicado a metros del acceso norte a la ciudad cabecera norte de la región.

Para ello, acotó que se deberá “fortalecer” el actual hospital con más camas (está pendiente un proyecto para adicionar otras 21), además de sumar a los especialistas que el nuevo proyecto contempla. A eso se debe considerar que a partir del próximo año, los dos SAR (Servicio de Alta Resolutividad) presentes en la comuna, en Bombero Garrido y Aguas Negras, funcionarán durante las 24 horas.

El plan involucrará a los hospitales aledaños a la capital provincial, en particular a los de Molina y Teno. Es de esperar que los plazos ya señalados se respeten, sin que la espera se tenga que alargar aún más.