“Margot Loyola Palacios”

Margot Loyola Palacios es comparable a la gran Violeta Parra

17 Noviembre 2018   6   Editorial   Gustavo Alvarado

“La Tonada de Margot Loyola”, es el libro que revela cartas inéditas escritas por la Hija Ilustre de la Villa de San Ambrosio y Premio Nacional de Artes, Margot Loyola Palacios.
Se trata de un aporte de la Fundación de Comunicaciones, Capacitación y Cultura (FUCOA) del Ministerio de Agricultura que cuenta con el financiamiento del FONDART y la colaboración directa de Osvaldo Cádiz, viudo de la extinta investigadora y folklorista.
Francisca Martin, vicepresidenta de FUCOA -quien visitó hace unas semanas Linares- calificó de extremadamente relevante que la comunidad nacional conozca el trabajo, el aporte, la obra y las indagaciones de Margot Loyola Palacios. “Es un texto muy interesante, con documentos inéditos e información detallada sobre su labor en torno a la cultura popular. Nos sentimos muy contentos de contribuir a que el país conozca a esta insigne maestra”, dijo la autoridad. El libro se puede comprar o ver a través de Internet.
Osvaldo Cádiz, ex pareja de la folklorista dijo que “poco a poco la comunidad nacional está conociendo el gran legado y el aporte de Margot Loyola Palacios a la cultura popular. Es un libro muy hermoso, grato de leer y revisar. Hay mucha información y documentación que se transforma en una obligación para los estudiantes del folklor y nuestras tradiciones”, apuntó.
El folklorista anunció que durante los próximos años se volverán a editar otros textos, dado que hay más material que debe ser conocido por los chilenos y que tiene tremenda importancia en el fortalecimiento de la identidad nacional.
Lamentablemente Linares no ha estado a la altura del centenario del nacimiento de la folklorista. La Casa Cultural que lleva su nombre en la alameda sigue abandonada. De aquello como de la estatua que se debe instalar en el parque “Valentín Letelier” no hay mayores novedades. Una exposición fotográfica, que ha deambulado por liceos y escuelas; el evento “Mil Pañuelos al Viento”; y el nombre de una escuela municipal han sido los aportes de la tierra natal de Margot Loyola Palacios. Muy poco para la trascendencia de la extinta embajadora cultural nacida en Linares un 15 de septiembre de 1918.
Pese a lo anterior Osvaldo Cádiz tiene esperanza. “Hay un compromiso de las autoridades. Es un lugar muy amplio y grato para el desarrollo cultural. La casona de la alameda tiene que ser recuperada a la brevedad. Lo mismo espero que suceda con la estatua frente al Museo de Arte y Artesanía de Linares”, subrayó.
Margot Loyola Palacios es comparable a la gran Violeta Parra y sus cantos, creaciones, recreaciones y manifiestos forman parte de la riqueza folcklórica de Chile. También se espera que el Museo de Linares pueda abrir una sala permanente con la vida y obra de la investigadora. Margot estaría feliz, sin duda, que su trabajo fuera sociabilizado permanentemente entre los niños y jóvenes de la Villa de San Ambrosio.
Es de esperar que con su figura no pase lo mismo que les sucedió a los pintores Olmos-Jauch, cuya casona quedó reducida a una muralla y todo el legado cultural fue a manos de estamentos externos a Linares.