Medio día de permiso laboral

“…tienen por objetivo facilitar el acceso de las mujeres a este examen y así detectar precozmente el cáncer cervicouterino”.

01 Abril   53   Editorial   Gustavo Alvarado

El Minsal anunció una inversión de tres mil millones de pesos en un nuevo test para detectar precozmente el Virus Papiloma Humano, ya que el Cáncer Cervicouterino (CCU) es el tercer tipo de cáncer más frecuente en la población femenina de Chile, con una incidencia de 14,6 por cada 100 mil mujeres. En concreto, cada año son diagnosticadas aproximadamente mil chilenas con esta enfermedad, y mueren cerca de 700 por la misma causa.
En ese contexto y ante la urgencia de pesquisar a tiempo la enfermedad, es que las autoridades sanitarias realizaron un enérgico llamado a hacer uso del medio día de permiso laboral para realizarse exámenes de medicina preventiva.
“Actualmente las mujeres mayores de 40 años, cuyos contratos sean por un plazo superior a los 30 días, cuentan con medio día de permiso laboral –una vez al año-, para la realización del papanicolau o de una mamografía y en ese contexto, pueden acceder a centros de salud públicos o privados”, aseguraron los subsecretarios de Salud Pública y de Redes Asistenciales, Paula Daza y Luis Castillo, respectivamente.
De hecho, ambas autoridades fueron enfáticas en señalar que la adquisición de estos test conlleva también el refuerzo del recurso humano en atención primaria y también a nivel secundario, para el procesamiento de las muestras y el diagnóstico, añadiendo que el papanicolau por ejemplo, se realiza en todos los centros de atención primaria del país, de 08.00 a 17.00 horas, no obstante, hay recintos donde se ha extendido el horario hasta las 20.00 horas e inclusive, hasta los días sábado, mientras que hay otros en los cuales se hace el examen de manera espontánea.
Sin duda son estrategias intra y extramuro que tienen por objetivo facilitar el acceso de las mujeres a este examen y así detectar precozmente el cáncer cervicouterino.
Desde nuestro medio de comunicación, emplazamos –desde un punto de vista positivo- a las mujeres mayores de 40 años a optar por estas alternativas de acceso a pesquisa. Más que un derecho, es un deber cuidar de la salud, y si ya está afectada, someterse a tratamiento lo antes posible.
Por supuesto, también se hace un llamado a los empleadores, para que respeten, y de ser posible, promuevan el medio día de permiso laboral para realizarse exámenes de medicina preventiva, pues la salud puede transformarse en un círculo virtuoso. A todos nos beneficia estar sanos.