Mejor acceso a la información pública

No debemos perder de vista que existe un derecho que tiene toda persona a acceder, buscar, recibir y difundir información pública.

22 Marzo   50   Editorial   Gustavo Alvarado

Cuando estamos a punto de cumplir diez años desde la entrada en vigencia de la Ley de Acceso a la Información Pública, más conocida como Ley de Transparencia, se ha hecho necesaria introducir modificaciones que fortalezcan lo que hasta hoy se conseguido y se eliminen aquellos reductos de hermetismo y secretismo que aún permanecen en nuestra institucionalidad pública.
Es cierto y evidente que esta ley ha significado un gran avance en materia de transparencia del actuar en el aparato público, para el conocimiento de la ciudadanía. Hoy, existen un piso mínimo de información que las instituciones deben poner a disposición de la comunidad en general. Y si queremos ir más allá en la búsqueda de información, existen los procedimientos para obtenerla. También está la institucionalidad que resuelve las controversias, como es el Consejo para la Transparencia.
Sin embargo, por muchos que sean los avances, hay elementos que mejorar. Por ejemplo, se necesita ampliar las exigencias de transparencia a otros órganos autónomos constitucionales del Estado como el Congreso Nacional, la Corporación Administrativa del Poder Judicial, Ministerio Público, Contraloría, Banco Central, Servicio Electoral y Tribunal Constitucional.
No debemos perder de vista que existe un derecho que tiene toda persona a acceder, buscar, recibir y difundir información pública.
En esta línea, el Ejecutivo ha enviado a trámite un proyecto para modificar la Ley de Transparencia. No obstante, hay factores cuestionables en la iniciativa, como por ejemplo, que la solicitud de información se realice entregando el rut y no sólo el nombre y apellido, como se realiza hasta ahora, lo que significaría un paso atrás, considerando que el concepto principal es que la información es pública para todos, independiente de quién la solicita.
Hay otro factor a considerar y que está contenido en la propuesta legislativa, como es ampliar en materia de transparencia el quehacer municipal, institucionalidad que históricamente ha tenido los más bajos niveles de cumplimiento de la ley, dentro de todo el aparato público. Hoy en día existen corporaciones municipales que no están sujetas a la ley y que podrían ser incorporadas a ella, lo que para muchos sería un verdadero avance.