Motoristas y ciclistas sin casco

Resulta lamentable ver que casi nadie circula con las mínimas medidas de seguridad

27 Febrero 2018   6   Editorial   Gustavo Alvarado

Durante los últimos años se ha realizado un gran esfuerzo por ir construyendo ciclovías de alta calidad como una forma de incentivar el uso de las bicicletas, las que tienen múltiples ventajas ya que ayudan a descontaminar, causan menos congestión y contribuyen a mejorar el estado físico de las personas.
Es así como en la 11 Oriente y en la 18 Oriente, la Avenida San Miguel, la Avenida Colín y otros sectores hay flamantes vías que permiten un desplazamiento seguro y cómodo.
Es evidente que el uso de estos vehículos ha ido aumentando y se ve gran cantidad de ciclistas en estas y otras vías, lo que es muy positivo para todos.
Sin embargo, resulta lamentable ver que casi nadie circula con las mínimas medidas de seguridad que constituyen cascos y chalecos reflectantes. Ello resulta extremadamente peligroso tanto para ellos como para el resto, ya que se exponen a no ser vistos por los demás vehículos y a sufrir accidentes, muchos de los cuales terminan con consecuencias fatales.
Lamentablemente, la normativa no se sigue en esta materia y la fiscalización no se realiza.
Por eso, es de interés una moción que modifica la ley de Tránsito, estableciendo la prohibición de vender combustible a conductores de motocicletas que no utilicen el casco protector reglamentario.
El texto recuerda que en la actual legislación se establece la obligación de utilizar este tipo de herramienta de seguridad cuando se conducen los citados móviles.
La ley de Tránsito señala que “toda persona que conduzca una motocicleta, motoneta, moto para todo terreno (de tres o cuatro ruedas) u otro vehículo motorizado similar de dos o tres ruedas, así como sus acompañantes, deberán usar casco protector”.
Los congresistas aseguran en su propuesta que “se ha incremento el número de motocicletas en los últimos años, como así también la venta de equipamiento de seguridad necesario”. Agregan que “el condicionar la venta de combustible a la utilización del debido casco, podría reforzar el autocuidado de estos conductores, de allí la idea de introducir este requisito en la ley”.
Asimismo, la iniciativa plantea que esta restricción también podría disuadir el robo de motocicletas, motonetas, bicimotos y moto para todo terreno de dos, tres y cuatro ruedas. Esto tomando en cuenta que ahora cualquier conductor sin casco será considerado sospechoso.
Habría que buscar una forma de aplicar sanciones similares a quienes se desplacen en bicicletas sin los debidos resguardos, para evitar accidentes y muertes.