Muerte de niños del Sename

Las familias de estos niños y jóvenes, y la sociedad necesita saber la verdad y procurar justicia, de detectar eventuales negligencias en sus decesos.

14 Octubre 2017   2   Editorial   Gustavo Alvarado

Durante estos días se encuentra en la Región del Maule, especialmente en Linares, el fiscal adjunto de Los Lagos,  Patricio Poblete Arenas, quien investiga las causas en que  10 niños y adolescentes fallecieron al  interior de  centros o residencias  dependientes del Servicio Nacional de Menores (Sename).

Se trata de una labor que cuenta con apoyo de detectives de la Brigada de Homicidios (BH) de la Policía de Investigaciones de Linares y algunos médicos. El desafío, no menor, es reconstruir la vida de estos menores y que motivó su muerte.

“Existe una indagación nacional que encabeza el fiscal regional de Los Lagos, Marcos Emilfork. Hay varios fiscales trabajando en diversos puntos del país. En el Maule estamos investigando 10 casos, de los cuales 3 son niños que residieron en centros de protección en la ciudad de Linares. Estamos analizando si estamos en presencia de delitos o no. Es una labor que no tiene fecha o plazo porque son casos de larga data, es decir, de los años 2013 y 2014. La misión, eso sí, es tener información al más breve plazo para establecer con claridad su fallecimiento y definir eventuales delitos”, comentó el abogado persecutor.

Poblete expresó que el objetivo es reconstruir cada historia y para ello se están tomando declaraciones a quienes estaban al cuidado de los menores, testigos, familiares y médicos en la idea se aclarar las circunstancias de su fallecimiento”, aclaró.

En el caso de Linares hay tres pesquisas que corresponde a menores de 2  a 17 años, y que vivieron o pasaron por residencias distintas. “Se están tomando declaraciones a los responsables de los centros, a las personas que estaban al cuidado de los niños y sus familiares. Estamos investigando la figura de negligencia que podría terminar con acusaciones por cuasidelito de homicidio”, subrayó el fiscal adjunto de Los Lagos.

A través de un comunicado oficial el Servicio Nacional de Menores (Sename) de la Región del Maule “lamentó profundamente la muerte de niños, niñas y adolescentes que han sido sujeto de atención en la red Sename, las cuales se encuentra en un proceso indagativo para establecer responsabilidades” y que  “en virtud de lo anterior es que el servicio se ha encontrado y encuentra a completa disposición de aportar todos los antecedentes necesarios para que los hechos investigados sean aclarados por los órganos correspondientes”.

Las familias de estos niños y jóvenes, y la sociedad necesita saber la verdad y procurar justicia, de detectar eventuales negligencias en sus decesos. Es inaceptable que lugares que están llamados a cuidar y resguardar sus derechos se hayan convertido en sitios de desgracia y muerte.

En Chile hay 260 muertes de menores que se encontraban bajo el sistema de protección del Estado que están siendo investigados por el Ministerio Público.