Normativas electorales

Por lo tanto, deberá haber, como en tantas otras materias, una participación activa de la ciudadanía, en la cooperación en denunciar las malas prácticas de los candidatos

28 Agosto 2016   8   Editorial   Gustavo Alvarado

El pasado miércoles 24 de agosto comenzó el periodo de propaganda electoral, de cara a los comicios municipales del 23 de octubre próximo, donde se renovarán los sillones alcaldicios y los Concejos Municipales del país.

Entre lo que implica esta etapa en la que entró el cronograma electoral está que a partir de la fecha anteriormente señalada las radioemisoras deberán transmitir seis spots diarios con información electoral de utilidad para la ciudadanía, cuyo contenido determinará el Servicio Electoral.

Además, se permite la propaganda por medio de prensa escrita y por activistas o brigadistas en la vía pública, mediante el porte de banderas, lienzos u otros elementos no fijos que identifiquen la candidatura o la entrega de material impreso u otro tipo de objetos informativos.

Pero también, a partir de esta fecha las autoridades públicas que realicen inauguraciones de obras u otros eventos o ceremonias de carácter público, deberán cursar invitación por escrito a tales eventos a todos los candidatos del respectivo territorio electoral. Estas son algunas de las modificaciones en términos de campaña, las que están contempladas en las nuevas leyes emanadas de la agenda de probidad y transparencia que impulsó el gobierno, a raíz de los casos de presunto financiamiento irregular.

No obstante, el presidente del Consejo Directivo del Servicio Electoral (Servel), organismo a cargo de resguardar el cumplimiento de las normativas, hizo un llamado de atención sobre la capacidad que detenta actualmente dicha entidad para detectar posibles irregularidades.

En una declaración entregada a un medio escrito de circulación nacional, Patricio Santamaría, del Servel, advirtió que existirán deficiencias en la implementación de las normas de probidad, junto con detallar los puntos débiles en la fiscalización de las elecciones.

“Cuando pedíamos la ley para el 30 de septiembre del año 2015 y posteriormente la tuvimos publicada el 15 de abril de 2016, nosotros dijimos que vamos a hacer un período de marcha blanca, con fiscalización aleatoria, transversal, y se va a incluir a todas las listas que están participando en las elecciones”.

El presidente del Consejo Directivo del Servel recalcó que “no tenemos, por ejemplo, un cuerpo de fiscalizadores que pudiera estar en la calle revisando el tema de la propaganda, porque son facultades que no nos otorgó la ley”.

Así, se apelará a la función que podrá desarrollar Carabineros de Chile, institución que tiene la facultar para retirar propaganda electoral ilegal.

Por lo tanto, deberá haber, como en tantas otras materias, una participación activa de la ciudadanía, en la cooperación en denunciar las malas prácticas de los candidatos. Para ello, se habilitó una plataforma en su sitio web, aunque se debe resolver el tiempo de tramitación de aquellas denuncias.