Nueva hospedería

La nueva hospedería ubicada en la propia avenida Trapiche, al poniente de la ciudad de Curicó, casi duplica la capacidad que tenía la anterior, que solo alcanzaba a los 50 cupos

24 Enero 2017   9   Editorial   Gustavo Alvarado

Con una capacidad para albergar a 90 personas, hace algunos días atrás fueron inauguradas de manera oficial las dependencias de la nueva hospedería para hombres del Hogar de Cristo en la ciudad de Curicó, recinto que vino a reemplazar al que colapsó tras el terremoto acaecido a fines de febrero de 2010. Con el objetivo de conseguir su financiamiento, el municipio presentó dicho proyecto al Consejo Regional del Maule, quienes de manera unánime aprobaron los recursos que permitieron su reconstrucción. Tras ello, dicha iniciativa fue licitada por la aludida municipalidad, siendo adjudicada a la empresa Proessa, gracias a una inversión que superó los mil millones de pesos. Con nueve dormitorios, la nueva hospedería ubicada en la propia avenida Trapiche, al poniente de la ciudad de Curicó, casi duplica la capacidad que tenía la anterior, que solo alcanzaba a los 50 cupos. Considerándola una de las manifestaciones más cruda de la exclusión social, ya que es fruto de un proceso de desafiliación y distanciamiento entre las personas que componen nuestra sociedad, una persona en situación de calle refleja un estado extremo de abandono y aislamiento. Por lo mismo, sin ocultar su satisfacción y alegría por el paso que se dio, a nombre de la respectiva fundación, el director ejecutivo del Hogar de Cristo, Juan Cristóbal Romero, agradeció a quienes de alguna manera estuvieron involucrados en el proyecto, el cual a su juicio, viene a entregar “dignidad” a cientos de personas que carecen de un techo fijo, que son la “cara más dura” de la pobreza. “Son personas que merecen un espacio, que necesitan de una oportunidad y muchas veces estos espacios de dignidad son una oportunidad de cambiar sus vidas e integrarse a la sociedad” planteó Romero, en tal oportunidad. Tras la inauguración, quienes asistieron, entre ellos, el Subsecretario de Desarrollo Social, Juan Eduardo Faúndez, pudieron recorrer las dependencias de la nueva hospedería, la cual estará a cargo de Bárbara Ramos. A través de diversos programas, que precisamente son canalizados en lo principal por intermedio del ministerio de Desarrollo Social, existen una serie de herramientas de apoyo, que también apuntan a recuperar algo de esa dignidad extraviada, soporte más que necesario a la hora de conseguir salir de aquel círculo vicioso. La palabra clave aquí es la inclusión, que debe hacerse desde un sentido social, considerando la reinserción laboral, la posibilidad de acceder a una vivienda, ahora definitiva, entre otros puntos.