Nueva institución del área forestal

El Servicio podrá de elaborar planes regionales de protección contra incendios forestales.

03 Diciembre 2017   5   Editorial   Gustavo Alvarado

Se acerca el verano y, con él, el peak de altas temperaturas que favorecen la ocurrencia y propagación de incendios forestales. Nuestra Región del Maule ya conoce de ello por lo sucedido en los meses de enero y febrero del presente año, lo que dejó varias interrogantes y tareas por resolver, donde la más esencial de todas es que el país cuente con una institucionalidad que esté a la altura de las emergencias que nos toque enfrentar.
Ya se hicieron anuncios sobre la creación del Servicio Nacional Forestal, que debe venir a reemplazar a la actual Conaf,
¿En qué estado va ese anuncio? Hace unos días, tras un intenso debate, la Sala de la Cámara de Diputados aprobó y despachó al Senado el proyecto que crea el Servicio Nacional Forestal y modifica la Ley General de Urbanismo y Construcciones.
La propuesta legal, que fue analizada por las comisiones de Agricultura, Recursos Hídricos y Hacienda, ingresó a trámite a principios de abril de este año y fue objeto de varias modificaciones durante su discusión, la mayoría consensuadas con el Gobierno.
La nueva institucionalidad que se propone resuelve la peculiaridad mixta de la Corporación Nacional Forestal (Conaf), esto es, una corporación de derecho privado con atribuciones públicas. Asimismo, busca dar protección contra incendios forestales, a través de una institucionalidad que cuente con personal y capacidades especializadas, junto con herramientas adecuadas para combatir eficazmente los incendios forestales y prevenir que estos ocurran.
En relación a la organización del Servicio, el texto señala que este será desconcentrado territorialmente a través de direcciones regionales. Los directores regionales deberán dirigir y ejercer las funciones del Servicio en la región y asesorar al delegado presidencial regional y a la secretaría regional del Ministerio de Agricultura respectiva, y se encuentran afectos al Sistema de Alta Dirección Pública.
En lo que respecta a las normas especiales sobre protección de incendios forestales y emergencias, el Servicio podrá elaborar planes regionales de protección contra incendios forestales, sobre la base de mapas de prioridades de protección regional con el fin de reducir la ocurrencia, propagación y daños de éstos, como los costos asociados a su control.
Finalmente, el patrimonio de este nuevo Servicio estará constituido por los recursos que anualmente le asigne la Ley de Presupuestos; los otorgados por leyes especiales; los bienes muebles e inmuebles que se le transfieran; las donaciones, herencias o legados que acepte; los aportes de la cooperación internacional; los ingresos propios que obtenga por cobro de tarifas, concesiones y permisos; el producto de la venta de bienes que administre y otros ingresos propios y aportes que perciba en el ejercicio de sus funciones y de conformidad a la ley.