Nuevas normas educativas

El objetivo, promover la evaluación centrada en el aprendizaje integral y no solo en las calificaciones.

21 Febrero 2018   9   Editorial   Gustavo Alvarado

El Consejo Nacional de Educación aprobó el Decreto de Evaluación, Calificación y Promoción que tiene por objetivo promover la evaluación centrada en el aprendizaje integral de las y los estudiantes, y no sólo en las calificaciones.
En ese sentido, el texto busca fomentar la reflexión pedagógica y colaborativa para tomar decisiones respecto de qué, cuándo y cuánto evaluar y calificar, lo cual presenta un avance respecto de prácticas muy frecuentes actualmente que, por ejemplo, definen la cantidad de calificaciones de los y las estudiantes sobre la base de la cantidad de horas que tienen las asignaturas.
En un marco de inclusión, en atención a la diversidad y el resguardo del derecho a la educación, se elimina la eximición de asignaturas o módulos, puesto que se estima que esta medida deja a la o el estudiante sin participación en las oportunidades de aprendizaje y evaluación en el área del cual es eximida o eximido.
Por otro lado, se indica que la repitencia suele tener más efectos negativos que positivos, tanto para el desarrollo como para el aprendizaje de los y las estudiantes, afectando aspectos socioemocionales y aumentando las probabilidades de ausentismo y deserción.
Al respecto, el nuevo decreto promueve el tránsito desde la repitencia automática -modelo actual en Chile, en que a partir del no cumplimiento de ciertas reglas fijas el o la estudiante repite directamente- a un modelo en el que el proceso de toma de decisión de promoción o repitencia es un análisis colectivo e integral de cada caso, en que la repitencia es entendida como medida excepcional y en que el centro está en proveer el mejor acompañamiento posible a los y las estudiantes que hayan tenido mayores dificultades.
A partir de este año, el Mineduc entregará a los establecimientos orientaciones y recursos de apoyo que faciliten abordar las innovaciones que propone el decreto, con el fin de fortalecer las prácticas evaluativas que se desarrollan al interior de las comunidades educativas y los procesos de toma de decisiones relativos a la promoción de los y las estudiantes.
El Colegio de Profesores de la región se mostró de acuerdo con las mencionadas medidas y recalcó que la idea es mejorar la evaluación para incentivar el aprendizaje para que los niños disminuidos sean medidos de acuerdo a sus cualidades o características.
Sin embargo, pese a las opiniones favorables, hay que tener mucho cuidado en torno a no crear un ambiente permisivo y que desincentive el aprendizaje o, peor aún, desmotive a los más aventajados porque todos sabemos que el ritmo finalmente lo pone el más lento. Y eso sería nefasto.