Nuevo mando en Carabineros

El Mandatario adoptó esta enérgica medida ante la compleja situación que se vive en la policía uniformada

16 Marzo 2018   5   Editorial   Gustavo Alvarado

El Presidente de la República designó a Hermes Soto Isla como nuevo General Director de Carabineros, tras la renuncia el pasado lunes de Bruno Villalobos, quien arrastraba una profunda crisis al mando de la institución.
Villalobos fue nombrado en 2015, y debió enfrentar el gigantesco desfalco cometido por un grupo de uniformados, quienes desviaban dineros desde cuentas de Carabineros hacia otras personales.
Además fue cuestionado por la denominada Operación Huracán, una maniobra de inteligencia dedicada a investigar a mapuches acusados de quemar iglesias en La Araucanía, pero que terminó con la acusación en contra de Carabineros por implantación de pruebas falsas para inculpar a los comuneros.
El Mandatario adoptó esta enérgica medida ante la compleja situación que se vive en la policía uniformada y que ha generado una profunda brecha, tanto al interior de la institución como en la opinión pública.
Desde el Palacio de La Moneda, Sebastián Piñera informó que “he encargado al nuevo General Director de Carabineros avanzar en la conformación del nuevo Alto Mando de la institución, para iniciar, con la mayor fuerza y a la mayor brevedad, un profundo proceso de modernización, tanto administrativa, operativa, como tecnológica y de equipamiento, de Carabineros de Chile”.
El Jefe de Estado agregó que se avanzará en reformular el sistema de inteligencia, mejorar la coordinación entre las policías, los fiscales, los jueces y potenciar la capacidad de la sociedad chilena para rehabilitar y reintegrar a las personas privadas de libertad. También se busca fortalecer la participación y el rol que juegan los municipios y la comunidad organizada, en la lucha contra la delincuencia, el narcotráfico y el terrorismo.
Se trata de una importante tarea la que debe afrontar el general Soto, quien deberá encabezar una profunda restructuración del alto mando con el propósito de devolver a la institución el prestigio que nunca debió perder.
Hay que ser claro, en todo caso, que se trata de pequeños grupos enquistados en la entidad que no representan el sentir mayoritario de los funcionarios de Carabineros de Chile que realizan una importante, abnegada y sacrificada labor.
Hermes Soto Isla es un oficial que tiene una larga trayectoria y que se desempeñaba hasta ahora como jefe de la Zona Metropolitana y anteriormente cumplió labores equivalentes en las regiones de Antofagasta y el Bío Bío. Siempre ha estado a cargo de funciones operativas, por lo que se ha mantenido alejado de los grupos de poder al interior de la institución, por lo que está llamado a poner orden y afrontar el desafío de retomar el norte que no es otro que la seguridad de todos los chilenos.