Ojo con popular aplicación de Facebook

La norma que protege nuestros datos personales está obsoleta, data de 1999, mucho antes de la masificación de las redes sociales.

19 Febrero 2018   10   Editorial   Gustavo Alvarado

Desde hace algunas semanas, a través de la popular red social Facebook, se ha hecho masiva una aplicación llamada “Cómo te verías siendo del sexo opuesto”.
No obstante, han comenzado a aparecer advertencias sobre el uso de esta herramienta, ya que detrás de ella está el principal objetivo de capturar información personal.
Luego que diversas compañías tecnológicas dedicadas a la seguridad informática hayan alertado sobre ello, el Consejo para la Transparencia (CPLT) inició una campaña para advertir a los usuarios de los alcances que podría tener la sustracción de datos privados.
Desde el mismo Consejo señalaron que, además de eventuales estafas y aprovechándose de la escasa regulación que existe en nuestro país, las empresas que desarrollan estas aplicaciones pueden comercializar la información personal con otras compañías, violando así, la intimidad de los ciudadanos.
Por esa razón, a través del hashtag #CuidaTusDatos, el CPLT está alertando a través de sus redes sociales los riesgos que significa utilizar este tipo de herramientas, que pueden capturar información personal como el nombre del usuario, su foto de perfil, el ID de la cuenta de Facebook, fotografías propias y de sus contactos, listas de amigos, el correo electrónico y la dirección IP asociada al dispositivo que se está utilizando.
La recomendación, entonces, es comprobar primeramente la veracidad y confiabilidad de las aplicaciones que se utilizan. Para ello, verificando sus políticas de privacidad, chequeando la reputación de los desarrolladores o analizando si para su uso solicitan el acceso al perfil de Facebook o a la cuenta de Gmail.
Un dato no menor, es que la norma que protege nuestros datos personales está obsoleta, data de 1999, mucho antes de la masificación de las redes sociales.
En este contexto, mientras se discute en el Congreso un proyecto que resguarde adecuadamente la información personal de los chilenos, el mayor consejo es siempre la precaución. Esta acción también incluye un resguardo en variadas acciones cotidianas. A saber, desde el CPLT son enfáticos en aclarar que la entrega del RUT en supermercados, farmacias y otros comercios no es obligatoria y, por ende, no puede determinar la aplicación de descuentos o la validación de la garantía.
Hay que tener presente que, hoy en día, los datos son transados por su valor comercial y al entregarlos, fomentamos la venta, su cruce con otras bases de datos y el tráfico de nuestra información personal.