Otra medalla en el pecho

Nuestra línea editorial no cambiará y jamás seremos un medio sumiso y complaciente, ya que solamente nos debemos a nuestros lectores.

05 Abril 2017   7   Editorial   Gustavo Alvarado

Ley pareja no es dura. Así reza un dicho popular, que no siempre se cumple. Una muestra de ello es el veto indefinido que recientemente impuso a Diario El Centro  el presidente de Rangers, Jorge Yunge, quien anunció que se le prohíbe asistir a los entrenamientos, conferencias de prensa y zona mixta del Estado Fiscal de  Talca. Y todo por publicar la denuncia del Sindicato de Futbolistas Profesionales (Sifup), sobre una deuda que la Sociedad Anónima mantendría con cuatro ex integrantes del plantel. Y, si bien, pese a los numerosos llamados no fue posible comunicarse con el gerente del club Martín Iribarne, se incluyó ese mismo día un comunicado de prensa que contenían los descargos del funcionario de la entidad.
Pese a que esta noticia tuvo cobertura regional,  e incluso nacional, solo este medio fue sancionado. ¿Qué pretenden? Que se les consulte o que se les pida el visto bueno para publicar una noticia cuando son aludidos o se pone en entredicho su gestión. Esos tiempos dictatoriales, por suerte, ya pasaron.
Por si no lo saben quienes impusieron el veto, uno de los roles fundamentales de los medios de comunicación es informar verazmente. Y, no se falta a la verdad al dar a conocer una noticia que cuenta con una fuente que se hace cargo de sus declaraciones, como ocurre en este caso. No es problema de este diario si no les gusta.
Es más, a la luz de la confirmación de la denuncia del Sifup, realizada en medios capitalinos, el tema podría seguir escalando e, incluso, llegar a los tribunales, según afirmó su timonel Gamadiel García.
Resulta al menos curioso que por publicar dicha noticia se haya impuesto este veto. Solo ellos saben los reales  motivos. Este lamentable episodio nos recuerda la época de los anteriores controladores, los hermanos Pini, quienes  hicieron  de los vetos y las amenazas una práctica habitual, antes de retirarse por la puerta trasera, luego de las súplicas de la hinchada.
Pero, lo cierto es que intentando acallar a este  medio no podrán borrar el nuevo fracaso en el cual esta Sociedad Anónima ha sumido a este club  que tiene  114 años de historia. Sí, porque no cumplir los objetivos es un fiasco, sobre todo cuando año tras año se promete al sacrificado y fiel hincha, que ahora si el equipo regresará a la Primera A.
Medidas como este veto son solo una cortina de humo, que jamás podrá tapar el sol con un dedo. Sería mejor concentrarse en  terminar  la temporada de la mejor manera posible.
Les agrade  o no, este tipo de acciones no podrá silenciar a Diario El Centro, que seguirá informando a sus lectores del quehacer deportivo regional, uno de cuyos focos de atención es Rangers.
Nuestra línea editorial no cambiará y jamás seremos un medio sumiso y complaciente, ya que solamente nos debemos a nuestros lectores. Y si nos quieren seguir vetando por hacer nuestro trabajo, bienvenido sea.  Otra medalla en el pecho.