Otra vez el Mercado Central

resulta muy llamativo que el tema de la reconstrucción del patrimonio cultural de Talca esté ausente de los debates políticos y del discurso de quienes aspiran a ser electos o renovar sus cupos en el parlamento y en el Consejo Regional (Core)

29 Octubre 2017   11   Editorial   Gustavo Alvarado

Un incendio que gracias al oportuno trabajo del Cuerpo de Bomberos de Talca no se transformó en una tragedia, ya que únicamente se mantuvo en “fase latente” y fue rápidamente confinado por los voluntarios, afectó durante la tarde de ayer al Mercado Central de Talca, específicamente, a locales abandonados de calle 1 Sur.

Los comerciantes y locatarios aún activos en el lugar comentaron que han denunciado en reiteradas ocasiones a la administración que ingresan personas desconocidas, por cuanto las rejas y vallas de madera instaladas en dicho sector no permiten un correcto aislamiento, dejando los locales a merced de sujetos desconocidos.

Según las presunciones de bomberos, el siniestro de ayer supuestamente se originó por fuego que prendieron terceras personas, lo cual será investigado por esta institución y Carabineros. Pero resurge el tema de fondo, esto es, el lentísimo proceso de reconstrucción de un edificio que es patrimonio y monumento nacional de Talca.

Los dirigentes del sindicato de comerciantes explicaron ayer que en una reciente reunión con autoridades del Ministerio de Obras Públicas (MOP) se les habría expuesto el diseño del proyecto final del mercado, señalando que dicha propuesta aparentemente no rescataba el valor histórico de este tradicional recinto talquino.

Más allá de las opiniones, resulta muy llamativo que el tema de la reconstrucción del patrimonio cultural de Talca esté ausente de los debates políticos y del discurso de quienes aspiran a ser electos o renovar sus cupos en el parlamento y en el Consejo Regional (Core) en representación de los ciudadanos de la capital regional.

Tanto en los letreros con publicidad electoral  que actualmente repleta distintos puntos de Talca, así como en la propaganda que se difunde por los medios de comunicación, se escuchan canciones pegajosas o rostros de candidatos con las letras y números que aparecerán en el voto de las elecciones de noviembre próximo.

Pero nada alusivo a temas tan importantes para una ciudad como Talca como es la reconstrucción de su patrimonio. Y no es que falten los ejemplos, porque sólo se necesita caminar por la calle Uno Sur para observar al edificio de las ex Escuelas Concentradas y al Mercado Central para tener dos ejemplos a la vista.

También hay que mirar a la vereda del frente de la misma calle, donde actualmente se reconstruye el edificio del Banco Santander, respetando la fachada y todo su valor patrimonial. Aunque ese proyecto se demoró siete años, por lo menos ya comenzó, demostrando que la iniciativa privada avanza a pasos agigantados.

Muy por el contrario, en las historias del Mercado Central y ex Escuelas Concentradas lo que priman son peleas y conflictos, donde los egos de ex y actuales autoridades -municipales y de gobierno- han marcado decisiones equivocadas. Y los que terminarán pagando son las nuevas generaciones que heredarán deudas históricas.

Por todo ello, la opinión pública no puede menos que estar atenta a que quienes aspiran a ocupar cargos públicos realicen algún tipo de compromiso o bien que manifiesten su interés por estos temas. Pero no de manera individual, sino como un acuerdo que vaya más allá de las personas y que trascienda los colores políticos.