Pacientes electro dependientes

Se calcula preliminarmente que en la región hay unas 30 personas en esta condición, aunque se sospecha que la cifra podría ser mayor, debido a que muchas de estos pacientes viven en sectores rurales.

15 Agosto 2017   2   Editorial   Gustavo Alvarado

Los recientes temporales dejaron al descubierto una realidad muy preocupante y que tiene que ver con las personas que dependen de equipos médicos para mantenerse con vida. Se trata de de los llamados pacientes electro dependientes.

Se calcula preliminarmente que en la región hay unas 30 personas en esta condición, aunque se sospecha que la cifra podría ser mayor, debido a que muchas de estos pacientes  viven en sectores rurales.

Para ello se está haciendo un catastro a nivel nacional para tener un panorama claro al respecto. Así,  es importante que los familiares de este tipo de pacientes acuda a los servicios de salud a llenar una ficha.

Paralelamente, la Cámara de Diputados solicitó a la Presidenta de la República que instruya a las autoridades de los ministerios de Salud y Energía y demás organismos competentes conceder beneficios a los pacientes electro dependientes para el pago de las cuentas de la luz, ya sea a través de subsidios o la gratuidad, a objeto de garantizar la continuidad del tratamiento médico.

La propuesta plantea aparte de elaborar el catastro ya en marcha, constituir mesas de trabajo con metas y plazos definidos entre las autoridades ministeriales competentes; y establecer políticas y planes destinados a garantizar la continuidad del servicio eléctrico, tomando en cuenta la permanente ocurrencia de fenómenos naturales que amenazan el suministro eléctrico por horas o días.

Según datos publicados recientemente hay  1.494 cupos existentes en el sistema público de salud para hospitalización domiciliaria; mientras que 617 niños y 601 adultos permanecen conectados a máquinas para tratar su diálisis peritoneal.

Los autores de la resolución de la Cámara de Diputados plantearon que “esta situación es crítica. Estos chilenos requieren de mayores esfuerzos estatales en torno a otorgarles protección a su vida, facilitando las condiciones de sus tratamientos médicos. En tal sentido, urge un esfuerzo serio y coordinado de los diversos organismos públicos competentes, entre ellos los Ministerios de Energía y de Salud, con la finalidad de darle a estas personas una atención digna y no vean peligrar su vida por el no pago de las cuentas de luz”.

Esta materia debe ser prioridad tanto para las autoridades de Salud como para las empresas eléctricas, ya que la entrega de generadores podría paliar en parte el riesgo de quedar sin energía por situaciones climáticas. La el bienestar e incluso la vida de muchas personas depende del sostén de equipos especializados. Por ello, no hay que esperar a la próxima eventualidad climática para adoptar las medidas necesarias.