Pehuenche suma nuevo hito

La postergación del Comité de Integración, tan sucesiva, demuestra escaso interés de Estado en Argentina (...)

09 Diciembre 2018   3   Editorial   Gustavo Alvarado

Las gestiones llevadas adelante desde hace un tiempo por el gobernador de la provincia de Talca, Felipe Donoso, tuvieron un corolario el pasado jueves en Buenos Aires, capital de la República Argentina, dado que en encuentros sostenidos con autoridades del vecino país y que desde el lado chileno fueron encabezadas por el intendente Pablo Milad, se acordó el tránsito de cargas peligrosas, en tránsito (selladas) y camiones en lastre.
Esto se transforma en un hito relevante en la historia del corredor binacional maulino. Comienza a darse forma al esperado intercambio comercial a través de la ruta CH-115, la que hoy solo es sinónimo de paso con vocación turística.
La autorización al tránsito de camiones -bajo las tres condiciones mencionadas- era una petición que desde hace un tiempo venían planteando, precisamente, desde el gremio de los transportistas, tanto chilenos como argentinos, así como también desde algunas entidades gubernamentales que entienden que es necesario seguir dándole dinamismo a esta mega obra histórica que ha significado al Estado chileno una inversión que ya ha superado los 150 millones de dólares.
Este es un paso adelante que requiere que venga de la mano con el impulso de otras obras necesarias, especialmente de conectividad, pero también de inversiones que permitan seguir dotando la ruta de servicios básicos. Desde el límite con Argentina, hasta el sector La Mina, es decir, en aproximadamente 60 kilómetros, hay tan solo un puesto de comida y servicios, que está emplazado a pocos metros del complejo aduanero en la Laguna del Maule. Es hora que los privados sigan invirtiendo porque son y serán necesarios para desarrollar el Paso Pehuenche.
En otro aspecto, que no se puede soslayar y que debe ser considerado y hacerlo notar con fuerza, es que el encuentro sostenido días atrás en Buenos Aires, responde a la necesidad de abordar como punto único la discusión del tránsito de camiones. Esto, luego que, desde Argentina, una vez más, suspendieran la realización del Comité de Integración por el Paso Pehuenche. Cabe recordar que dicha instancia de carácter bilateral y oficial en materia diplomática, se realiza anualmente. No obstante, después del 2010, a razón del terremoto, la periodicidad anual se fue perdiendo y, posteriormente, principalmente desde Argentina las suspensiones se han vuelto algo habitual. De hecho, la versión XXIII se realizó el 2016 en Malargüe y, la anterior, el 2014 en Talca. Este 2018, la capital maulina debía albergar este encuentro donde se revisan y monitorean los acuerdos suscritos y se avanza en materias de importancia, pero nuevamente se suspendió hasta nuevo aviso, lo que es una mala señal. La postergación del Comité de Integración, tan sucesiva, demuestra escaso interés de Estado en Argentina y el avance solo queda sujeto a los esfuerzos personales de unos pocos.