Perros vagos

Es frecuente ver a varios canes deambulando y ocasionalmente amedrentando y atacando a las personas

24 Octubre 2017   27   Editorial   Gustavo Alvarado

Hace unos días un transeúnte que transitaba por la Alameda de Talca frente al Liceo Abate Molina fue atacado por una jauría de perros vagos que le causó diversas heridas y que fue rescatado providencialmente por un grupo de jóvenes que tocaba guitarra en el lugar.

Tras constatar sus heridas, esta persona decidió presentar una denuncia ante la fiscalía con el objeto de investigar este tema y perseguir las responsabilidades que existen tras estos animales.

Este no es un hecho nuevo y, peor aún, se repite en diversos sectores de la ciudad, en especial en la zona céntrica donde es frecuente ver a varios canes deambulando y ocasionalmente amedrentando y atacando a las personas que circulan por allí.

Se trata de animales que están en malas condiciones de alimentación, descuidados, con enfermedades infecciosas y un alto nivel de agresividad producto de su situación de abandono.

No se trata aquí de estigmatizar a estos perros, pero aparece como muy necesario adoptar medidas para controlar esta situación.

Hace poco se promulgó la ley sobre tenencia responsable de animales, conocida como Ley Cholito, en memoría de un can que perdió la vida tras ser duramente maltratado.

La nueva normativa constituye un conjunto de obligaciones que contrae una persona cuando decide aceptar y mantener una mascota, y que consisten -entre otras- proporcionarle alimento, albergue y buen trato, brindarle los cuidados veterinarios y no someterlo a sufrimientos, además de respetar las normas de salud y seguridad pública.

La situación de los perros vagos en Chile necesita ser enfrentada con determinación, sus consecuencias –como hemos visto- son evidentes.

La ley creará un Registro Nacional de Mascotas que permitirá vincular a cada animal de compañía con su dueño para fiscalizar la tenencia responsable de estos.

Asimismo, se destinarán recursos para la implementación de campañas de esterilización masiva, registro de animales mediante la implantación de dispositivo electrónico y registro nacional, reubicación de animales abandonados, además de fiscalización para el cumplimiento de la normativa.

Esta ley contempla que, a nivel local, las municipalidades serán las encargadas de rescatar, sanitizar, esterilizar y reubicar animales sin dueño, institución que, además, estará a cargo de fiscalizar esta norma. En Talca el municipio está trabajando en una ordenanza en este sentido, la que podría entrar en vigor en los primeros meses del próximo año.

Sin embargo, el problema se repite día a día, con ataques a personas en las calles. Urge enfrentar de forma decidida este problema y no esperar que tengamos casos aún más graves que lamentar.