Plan de manejo para especies silvestres

Se trata de una iniciativa muy oportuna debido que se está haciendo un uso cada vez más intensivo y extensivo de estas especies

20 Febrero 2017   16   Editorial   Gustavo Alvarado

En nuestros campos muchas personas se dedican a la recolección de una serie de elementos naturales que posteriormente venden directamente o bien a terceros que las comercializan luego a gran escala.

Sin embargo, la cosecha indiscriminada podría hacer peligrar la subsistencia de la especie y el equilibrio del ecosistema si es que no hay un plan de manejo que proteja el recurso.

Por ello, se tramita en el Senado una moción que apunta que las personas, organizaciones o empresas que se dediquen al cultivo, extracción, comercialización de especies silvestres o asilvestradas, como el maqui, calafate, chilco, cauchao, murta, boldo, bailahuén, matico, peumo y otras, y las que se dediquen a las algas marinas, tendrán que presentar o ser parte de un plan de manejo aprobado por la autoridad competente.

El caso del maqui aparece como el más representativo ya que su recolección va  desde casi cero el año 2007 a 200 toneladas el año 2015, alcanzando un valor superior a U$ 4.500.000, siendo los destinos de exportación Alemania (25%), Estados Unidos (24%), Corea del Sur (16%) e Italia (16%).

En el mercado farmacéutico nacional e internacional, el maqui se puede encontrar en distintos formatos, entre los que destacan los suplementos alimenticios en cápsulas y productos cosméticos como cremas que promueven la recuperación de tejidos y un envejecimiento más lento de las células de la piel, pelo y uñas.

El proyecto será estudiado por la Comisión de Medio Ambiente y Bienes Nacionales, y considera la alta biodiversidad que tiene Chile por su condición geográfica, tanto territorial como marítima y los múltiples usos de las especies silvestres en las áreas de medicina, alimentación, cosmética, energía, colorantes y otras aplicaciones.

Con todo, este Plan de Manejo deberá contemplar una serie de informaciones como el lugar de extracción y su extensión en mapa de al menos escala 1:50.000, cantidad a extraer, instrumentos y modalidad de extracción, toma de muestras para su análisis en laboratorio, garantizar el proceso de reproducción o de frutos para temporadas siguientes, como son las podas y reproducción.

Asimismo, las medidas para un uso racional y sostenible, trazabilidad desde origen hasta centros de consumos en términos generales, método de riego si lo hubiese, y viverización si corresponde

Se propone que la contravención a la presentación del Plan de Manejo o algunos de los compromisos que en él se manifiestan, tendrá una multa de 10 a 100 UF, que podrá ser duplicada en caso de reincidencia por la magnitud del daño que se realiza y además a la prohibición de su extracción.

Se trata de una iniciativa muy oportuna debido que se está haciendo un uso cada vez más intensivo y extensivo de estas especies silvestres, lo que hace recomendable aplicar planes de manejo para garantizar sus sustentabilidad.