Políticas contra el VIH

A este paso, es probable que, para este 2019, Chile nuevamente estará en el ranking de los 10 países del mundo con las mayores tasas de prevalencia de la enfermedad (…)

21 Marzo   42   Editorial   Gustavo Alvarado

Según reportó la Secretaría Regional Ministerial de Salud en el Maule, este año 2019 existe una meta de 15 mil test rápidos de detección del VIH en la región. A la fecha ya va un número importante de avance, siendo una de las acciones que con las que se busca trabajar en la detección del síndrome.


Sin embargo, las políticas públicas de los últimos años, independiente del gobierno de turno, han estado en el ojo del huracán por la poca efectividad o por la inacción de cada una de ellas para hacer frente de manera concreta al VIH.


En esa línea, el ministro de Salud, Emilio Santelices, tuvo que concurrir a exponer ante la comisión investigadora de la Cámara que indaga la actuación de su cartera y demás organismos públicos, en relación a la crisis sobre el tratamiento del VIH Sida, desde el año 2010 hasta 2018.


Según dijo el secretario de Estado, se están tomando las medidas pertinentes para hacer frente a la enfermedad que calificó como “un gran desafío para la salud pública”.


En la ocasión, Santelices destacó el avance en la coordinación intersectorial que se está registrando, así como también la implementación de los test rápidos y el refuerzo de las campañas de educación “para entender que se trata de una enfermedad crónica que cualquiera puede adquirir”.


Sin embargo, persisten los reparos respecto de cómo se han llevado adelante las políticas públicas. Una de las principales preocupaciones radica en el rol que hoy cumple el Ministerio de Educación para no sólo aumentar la coordinación, sino que fortalecer la educación sexual en los colegios.


También hay críticas más duras. A este paso, es probable que, para este 2019, Chile nuevamente estará en el ranking de los 10 países del mundo con las mayores tasas de prevalencia de la enfermedad, ya que las medidas anunciadas no auguran ningún cambio en la intervención respecto de la tendencia epidémica del virus. En tal sentido, por ejemplo, el año pasado el Gobierno prometió hacer un millón 650 mil test rápidos de los cuales a la fecha no se han realizado más de 60 mil.


La línea de acción debe ir en revisar la normativa actual y las políticas públicas al respecto, con un énfasis en la educación que se ha tenido en esta materia para efectos de prevención.


Las cifras no mienten, porque el contagio de VIH en los últimos ocho años ha aumentado exponencialmente. Según el último reporte de ONU Sida, Chile se encuentra entre los 10 países con mayor aumento de VIH con el 50% o más, entre los años 2010 y 2017.