¿Por qué es “la” Fiesta de la Vendimia de Chile?

Con el correr del tiempo al espectáculo sobre el escenario también le “creció el pelo”, y con ello también aumentaron los stand de degustación (…)

19 Marzo   44   Editorial   Gustavo Alvarado

Cuando estamos en la antesala de una de las festividades con mayor concentración de personas en la parte norte de la región, con motivo de la Fiesta de la Vendimia de Chile, de inmediato surge para muchos la interrogante en torno a los argumentos que llevan a este evento a apropiarse de la calificación como la mayor fiesta de este tipo, “de Chile”.
Y es que perfectamente algunas fiestas de la Vendimia, como del valle de Casablanca, de Colchagua, incluso del Maule, pudieran llevar este adjetivo que las haría resaltar entre sus similares. Sin embargo desde hace algunos años que la de Curicó, se atribuye esta mención, y no hay mucho más discutir, aseguran los organizadores de turno.
Al revisar la raíces del evento en Curicó, sin duda que es una de las primeras de su tipo en aparecer en el país, por allá en la década del 50, con elección de reina incluida; y luego en los 80, esta vez gracias a la idea visionaria del empresario español Miguel Torres, en cuya iniciativa se hizo acompañar por un par de empresas, que en ese entonces se dedicaban formalmente a la vitivinicultura.
Entre estas, nombres que ya no están como Los Robles y Astaburuaga. Con ellas el empresario hispano, e incluyendo a la municipalidad, abrió la puerta a la fiesta, la que hoy, luego de 33 años reúne en el mismo sitio, en la plaza de Curicó, a más de 200 mil personas en cuatro días de actividad.
A esas 2 o 3 viñas de aquel entonces se ha sumado cerca de una docena más, la mayoría con productos reconocidos en las más exigentes mesas del mundo.
Con el correr del tiempo al espectáculo sobre el escenario también le “creció el pelo”, y con ello también aumentaron los stand de degustación, que hoy no solo ofrecen exquisitos mostos, sino también una infinidad de productos asociados, para disfrutar aún más la fiesta.
El folclor jamás ha estado ausente, y por el contrario ha incrementado su presencia, hoy con más de medio centenar de grupos, clubes de cueca, cantores, y otros que no dejarán de tocar la guitarra y la vihuela desde el primer día de fiesta hasta que se vaya el ultimo parroquiano, siempre en la plaza de armas de Curicó.
Además, este evento cada año se hace acompañar de sus hermanas, también en Curicó, la provincia de Curicó. Ellos son el Festival Folclórico de la Vendimia de Molina, El Carnaval del vino en Lontué, y los aventajados Fiesta del Espumante, y pronto la Fiesta de la Chicha de Rincón de Mellado.
Estos son algunos de los argumentos que la hicieron ganarse el título de la Fiesta de la Vendimia de Chile. Sin embargo faltaba colocar el “pampanito” a la parra, y es que nada, ni nadie más puede ocupar esta denominación en el país.
Esto porque que hace algunos años, el municipio de Curicó, decidió inscribir para sí este nombre “la Fiesta de la Vendimia de Chile”, coronando así el listado de argumentos, que la hacen en su tipo, la más grande, visitada e importante del país, de lo cual no hay mucho que discutir.