Preocupación por abstención

Una baja participación ciudadana resta legitimidad y representatividad al proceso debilitando al sistema democrático

14 Octubre 2016   7   Editorial   Gustavo Alvarado

Preocupación existe a nivel gubernamental y político ante una eventual alta abstención en las elecciones municipales del próximo domingo 23 de octubre. Ello, puesto que una baja participación ciudadana resta legitimidad y representatividad  al proceso debilitando al sistema democrático y a las autoridades electas en tales comicios.

Este es un tema de fondo que es síntoma de la desafección hacia el sistema político que se marca claramente en las encuestas donde las autoridades obtienen las más bajas calificaciones.

El voto voluntario contribuye al escaso interés adelantado por muchas personas para concurrir a sufragar.

A ello se ha sumado la noticia que más de 480 mil personas han sido erróneamente cambiadas de lugar de votación en virtud de una ley que data de 2013 y que apunta a que quienes obtengan su cédula de identidad, pasaporte o carnet de conducir deberían sufragar en el lugar donde tramitaron ese documento.

Se trata de un tema no menor y que podría contribuir a la abstención, debido a que muchos no están al tanto de este cambio y tampoco están dispuestos a ir a dónde ahora les corresponde. Incluso, algunos han denunciado que ello podría torcer la voluntad popular puesto que aparecen comunas con más votantes que habitantes y otras con menos electores que en procesos anteriores.

Más aun, ello ha lanzado un manto de duda sobre el proceso y el Registro Civil y el Servicio Electoral se echan mutuamente la culpa, sin que haya claridad sobre las responsabilidades y la forma de reparar el problema. Algunos sectores han planteado la posibilidad de retrasar los comicios para resolver el problema.

Lamentablemente el tiempo es corto, puesto que estamos a menos de diez días de la votación y pareciera que la única forma es entregando la mayor información posible a los ciudadanos.

En todo caso, es necesario que por la transparencia del sistema se hagan los sumarios correspondientes y se determine exactamente qué fue lo que ocurrió y se actúe en consecuencia para evitar que estos problemas se repitan. 

Es imperativo que cada uno exprese su voluntad asistiendo a las urnas de manera de elegir a los alcaldes y concejales que representen su visión. Para exigir derechos se tiene también que cumplir con las obligaciones que tenemos como ciudadanos. No es aceptable criticar sin participar.