Preocupación por los abuelos

Dos iniciativas que ojalá sean acogidas con prontitud por el Ejecutivo ya que buscan hacerse cargo de mejorar la calidad de vida de quienes merecen todo nuestro respeto y consideración.

11 Abril 2017   3   Editorial   Gustavo Alvarado

Durante los últimos años ha ido ganando peso en la opinión pública la discusión en torno al paulatino envejecimiento de la población chilena y las condiciones necesarias para que las ´personas de la tercera y cuarta edad dispongan de mejores condiciones de vida, a la altura del rol que jugaron y la dignidad que merecen.

Mejores pensiones y acceso a una salud adecuada son dos de las materias que revisten mayor importancia.

Pero, también hay un punto que tiene que ver con la atención domiciliaria de las personas de la cuarta edad. Hemos visto casos dramáticas de personas que tienen grandes dificultades para asistir a los centros de atención y que, por ello, se mantienen al margen y ven un progresivo deterioro de sus condiciones físicas.

Por ello, la Cámara de Diputados aprobó una resolución que pide disponer de una redistribución financiera que aumente los recursos destinados a este fin. Los legisladores manifestaron que es necesario promover políticas de reordenación de los recursos, a objeto de destinarlos a la atención médica de adultos mayores en sus propias casas, descongestionando el servicio de atención médica tradicional y mejorando con ello sustancialmente las condiciones de estas personas.

En ese contexto, aseguraron, es necesario crear políticas que apunten a la eficiencia y la eficacia en el plano de la salud, particularmente, en materia de asistencia, ya que “son fundamentales en la promoción de mejores prácticas en materia de adulto mayor”, señalaron.

Lo anterior, relataron, con el fin de asegurar una atención acorde con la dignidad y buen trato que se merecen, en el marco de políticas públicas de protección y promoción de este cada vez más trascendente sector de la sociedad.

Paralelamente, la Cámara Baja también solcitó al Ejecutivo iniciar los estudios para crear el programa de “Abuelos Custodios”.  Ello, porque hay muchos adultos mayores que se encargan del cuidado de sus nietos, por lo que un pequeño aporte o subsidio a los ingresos de este grupo generaría un importante apoyo a la economía familiar, especialmente dado el alto costo de medicamentos, asociado a la edad de ese segmento de población.

A ello sumaron que, durante los últimos años, nuestro país ha desarrollado un conjunto de iniciativas que tienden a prolongar la participación de los adultos mayores en la vida social.

Por lo anterior, los diputados propusieron iniciar un programa que posibilite a los adultos mayores para hacerse cargo de sus nietos en los horarios laborales o por periodos continuados o indefinidos. Ello permitiría a los padres de esos niños poder dedicarse con tranquilidad a su trabajo, sabiendo que sus hijos están en las mejores y seguras manos, que no pueden ser otras que las de sus abuelos.

Como se ve, dos iniciativas que ojalá sean acogidas con prontitud por el Ejecutivo ya que buscan hacerse cargo de mejorar la calidad de vida de quienes merecen todo nuestro respeto y consideración.