Presupuestos participativos en Salud

Es preciso mantener este tipo de iniciativas y que sean replicados en otros organismos de Estado, para alcanzar la real participación social.

28 Septiembre 2017   6   Editorial   Gustavo Alvarado

Pese a la gran relevancia que le han dado a implementar y ejecutar presupuestos participativos en Chile, a pesar de las normativas, los procesos realizados, las falencias y desafíos, son varias las comunas del país que han llevado a cabo al menos un presupuesto participativo.

Son varias, pero aún no son las suficientes, pese a que distintos servicios e entidades públicas han incorporado a su gestión, los consejos consultivos de usuarios y procesos en los cuales, la ciudadanía pueden elaborar y presentar proyectos para ser financiados a través de presupuestos destinados para este tipo de iniciativas participativos.

Desde el Servicio de Salud del Maule, este año optó por realizar la instancia que las organizaciones sociales de los distintos territorios, existentes en las inmediaciones a los centros de salud, pudiesen acceder a los presupuestos participativos, los cuales son una herramienta de participación y gestión, mediante la cual la ciudadanía puede proponer y decidir sobre el destino de parte de los recursos de salud (inversiones, calidad de vida).

Es así como, este mecanismo de participación ciudadana está orientado a promover una mayor incidencia de los ciudadanos y organizaciones comunitarias en los procesos de planificación, ejecución y evaluación de las actividades de planificación que se orientan a mejorar la calidad de vida de la población beneficiaria de la red asistencial.

En la comuna de Cauquenes, se vivió activamente el proceso, que fue liderado en su coordinación por la Unidad de Comunicaciones, OIRS y Participación Social del Hospital de Cauquenes, pero organizado y ejecutado conjuntamente con las unidades de participación de los CESFAM Ricardo Valdés, CESFAM Armando Williams y CECOSF Los Conquistadores.

Los proyectos fueron presentados desde los consejos de usuarios de los distintos establecimientos de salud de la comuna. Actividad que permitió entusiasmar y participar a cerca de 2.000 personas, que acudieron a los puntos de votación, instalados en los consultorios, hospital e incluso en la Feria, donde un grupo de personas instaron a que los ciudadanos que realizaban sus compras, no se excluyeran del proceso.

 Entre los cuatros, resultó merecedor del “más votado”, el proyecto correspondiente del CESFAM “Ricardo Valdés”, el cual se ubica en uno de los sectores más poblados y populares de la comuna cauquenina. Hecho que les permitirá poder ejecutar en su territorio, gracias al financiamiento del Servicio Salud Maule.

Sin duda fue una actividad que dejará mucho aprendizaje en la zona, pues se cumplió el objetivo que se centra este tipo de acción, es decir, que los ciudadanos puedan elegir en qué gastar algunos recursos, respondiendo a sus necesidades de territorio.

Durante el desarrollo del proceso, se vivieron situaciones que harán crecer a las organizaciones y personas participantes, puesto que les permitió ver la importancia de esta herramienta de participación en la gestión local, pero además, les mostró que el ser parte de este proceso los involucra en las decisiones que se toman para el bienestar del territorio. Por tanto, es preciso mantener este tipo de iniciativas y que sean replicados en otros organismos de Estado, para alcanzar la real participación social.