Primos Grimalt

Los deportistas son los principales embajadores del deporte linarense y maulino.

09 Febrero   20   Editorial   Gustavo Alvarado

Los linarenses Esteban y Marco Grimalt siguen dando que hablar en el vóleibol playa al sumar el pasado fin de semana un nuevo título sudamericano de la exigente especialidad deportiva.
En Coquimbo, Cuarta Región los olímpicos desplegaron su mejor repertorio de sacas, bloqueos y remaches para vencer a la dupla argentina integrada por Julián Azaad y Nicolás Caprogrosso. El triunfo no fue para nada fácil porque Esteban y Marco entregaron el primet set 8-21, es decir, los trasandinos impusieron todo su oficio sobre la arena de Peñuelas. La reacción de los linarenses fue de película. Se llevaron el segundo set 21-18 y en la definición ganaron 15-12.
Más de 3 mil espectadores apoyaron a los chilenos. De esta forma los voleibolistas sumaron el
título de la cuarta fecha del Circuito Nacional, el primer lugar en el Grupo C de la CSV Continental Cup y el oro en la segunda fecha del Circuito Sudamericano 2019. Además, los nacionales consiguieron romper en Coquimbo una racha de ocho años sin ganar en Chile el Circuito Sudamericano, luego que triunfaran por última vez en la edición 2010 que se disputó en Cartagena.
“Fue un partido súper duro. En el primer set no nos salió nada y cometimos muchos errores. Pero, en el segundo set sabíamos que todo podía cambiar y que las condiciones partían de cero. Presionamos harto con el bloqueo de Marco y fuimos creciendo poco a poco. El público también fue clave y nos ayudó mucho en este triunfo”, dijo Esteban Grimalt tras la victoria en Coquimbo al portal fevochi.cl
En tanto Marco Grimalt dijo que: “se dio lo que queríamos y logramos ganar el título en Coquimbo. Teníamos una espina clavada porque no se había podido dar y queríamos devolverle el cariño a la gente con una medalla de oro. Hoy demostramos que tenemos mentalidad y juego para salir adelante en los momentos difíciles”.
El dirigente del vóleibol linarense Patricio Valdivieso Castro expresó su alegría por el título de los rayados albirrojos, “dado que son una dupla que ha ido madurando con el correr de los años. La calidad de Esteban y Marco no nos sorprenden. Son jugadores disciplinados y con gran talento. Un orgullo para Linares y Chile. Confió en que seguirán sumando más títulos”, comentó.
Por su parte el alcalde local Mario Meza destacó que este nuevo título sudamericano de los primos Grimalt demuestra la calidad de deportistas y su rendimiento en los distintos torneos. “Nosotros estamos materializando el proyecto de una cancha de arena para el vóleibol playa y esperamos algún día tener una fecha del circuito nacional”, enfatizó.
Los deportistas son los principales embajadores del deporte linarense y maulino. Además, aún tiene mucho por entregar, dado que la madurez de los jugadores de vóleibol playa se da sobre los 35 años. Ellos bordean los 27. Su rendimiento da para pensar que esta comuna podría tener algún día campeones olímpicos. Para lo anterior entrenan intensamente y tienen el respaldo de sus familias y amigos.
Es de esperar que algún día Linares los pueda ver en acción y compitiendo en duelos oficiales, dado que hasta la fecha solo han efectuado un par de exhibiciones.