Primos Grimalt

No es posible que el equipo linarense, campeón de la liga profesional, haya desistido de participar de la copa sudamericana de clubes por falta de financiamiento.

04 Agosto a las 00:00   92   Editorial   Gustavo Alvarado

El oro panamericano alcanzado en Lima, Perú, en la disciplina del volley playa por los primos Esteban y Marco Grimalt quedará en la historia del deporte nacional y, sin duda, de Linares.


La Villa de San Ambrosio es considerada en el contexto de país como la “cuna del vóleibol”. Lo anterior queda demostrado en los títulos nacionales alcanzados en ocho oportunidades por los “rayados albirrojos” en la Liga A1 del vóleibol de Chile y la constante presencia de linarenses en las selecciones nacionales.


El hito deportivo de Esteban y Marco caló hondo en la comunidad del Maule sur. Se trata de jóvenes con amplio arraigo, que llevan a Linares en su corazón, participan de clínicas deportivas en escuelas municipales, juegan por el club profesional y son un ejemplo de perseverancia, tesón y sacrificio.


Sus padres y familia han sido pilares vitales para conseguir este tipo de resultados como también la formación recibida desde pequeño. Es pertinente destacar también a entrenadores que han sido claves para que esta disciplina tenga tantos adeptos en la zona. Aquí no se puede dejar de mencionar al extinto Juan Arroyo Núñez. Marianista que llegó de España para fortalecer el vóleibol en el Instituto Linares. Además hay dirigentes con notable desempeño, que se la juegan por la competencia y la formación, como Patricio Valdivieso Castro.


Por lo mismo es imperioso seguir potenciando el volley playa con los embajadores Esteban y Marco. El municipio tiene en curso en la parte posterior del Estadio Fiscal “Tucapel Bustamante” un proyecto de canchas de arena. El recinto será bautizado con el nombre de los primos Grimalt. Además se espera en el verano realizar una fecha del circuito en el Maule sur.


Pero es necesario ir más allá. El Gimnasio Municipal debe ser mejorado. La actual carpeta del recinto no está a la altura de las competiciones profesionales. Una deuda de las autoridades regionales con Linares. También es necesario revivir esas jornadas épicas de vóleibol internacional. El vóleibol está en el subconsciente de los linarenses y hay muchos jóvenes practicando actualmente. No solo lo ven como un deporte sino como una posibilidad de desarrollo profesional o académico.

Por lo mismo hay que seguir avanzando y seguir invirtiendo. No es posible que el equipo linarense, campeón de la liga profesional, haya desistido de participar de la copa sudamericana de clubes por falta de financiamiento. Por lo tanto es necesario retomar la sinergía. Los resultados saltan a la vista.


En Linares se espera que Esteban y Marco lleguen de las competencias mundiales a fines de agosto o principios de septiembre. La administración de Mario Meza está elaborando un recibimiento en grande y la entrega del galardón de “Hijos Ilustres de Linares”.