Prioridades del nuevo gobierno

Ya desde sus primeras actividades oficiales el mandatario quiso marcar el que será su estilo

12 Marzo 2018   18   Editorial   Gustavo Alvarado

En una sobria ceremonia realizada al mediodía de ayer Sebastián Piñera Echenique juró como Presidente de la República, tras recibir los atributos del mando de manos de su predecesora Michelle Bachelet.
Ya desde sus primeras actividades oficiales el mandatario quiso marcar el que será su estilo en su segundo mandato de cuatro años. En la tarde visitó la Fundación Padre Semería, organización colaboradora del Sename, oportunidad en la que anunció un Gran Acuerdo Nacional por la Infancia.
El recinto está ubicado en La Pintana y denota la preocupación de la nueva administración por dar un sello social. En su primer discurso, Piñera recalcó que “haremos todo lo humanamente posible para que ni uno más de nuestros niños sea abusado ni maltratado, sino también para que nuestros niños y niñas recuperen sus hogares, su inocencia, su dignidad y su alegría de vivir”.
El acuerdo consiste en diez puntos claves para el cambio que entre otras cosas será la de “reemplazar el actual y fallido Sename por dos nuevos y moderno servicios públicos”. Explicó que existirá un “servicio de Protección de la Infancia y Adolescencia, para hacerse cargo de los Niños y Adolescentes vulnerables. Y segundo, el Servicio de Responsabilidad Adolescente, para hacerse cargo de los adolescentes infractores de la ley”.
Además, anunció la creación de un Ministerio de la Familia y Desarrollo Social; la modificación de la Ley de Adopciones; implementar un programa de mejoramiento de la calidad de la infraestructura de los Hogares del Sename, entre otras medidas.
Sin duda, la opinión pública esperaba un gesto de esta naturaleza que vaya en línea con la lamentable situación que enfrenta los niños internados en los hogares propios u organismos colaboradores del Sename, de los cuales mil 313 han fallecido durante la última década.
En otras materias, el Ministro de Justicia, Hernán Larraín se encargó de entregar otra señal, al indicar que los controvertidos nombramientos de notarios efectuados en los últimos días por el anterior gobierno serán retirados y analizados para darles transparencia. También aseguró que el polémico Penal de Punta Peuco no será cerrado, como se había especulado en los últimos días, y recalcó que la idea es mejorar el resto de las cárceles para que los reos reciban un trato digno y la reinserción sea una realidad.
Otro punto de interés estuvo en el saludo protocolar del General Director de Carabineros, Bruno Villalobos, a quien el gobernante le señaló un escueto “vamos a conversar”.
Se trata sin duda de gestos sintomáticos que buscan establecer un nuevo clima en el país.