Priorización de urgencias

Si bien los hospitales actualmente realizan una priorización de los pacientes que llegan a urgencias, lo que aporta el sistema de categorización es una muy necesaria sistematización del proceso

14 Enero 2018   9   Editorial   Gustavo Alvarado

La situación en las Urgencias de los hospitales en Chile siempre ha sido un tema a debatir, fundamentalmente por las quejas de los usuarios respecto a la lentitud en la atención. Son conocidos los colapsos en época invernal por las atenciones respiratorias, por ejemplo. O las largas esperas que muchas veces llevan a los afectados a hacer denuncias en los diferentes medios de comunicación, incluidas las redes sociales.
Seguramente en atención a este contexto, y respaldados con datos objetivos, las autoridades de salud están implementando una metodología que busca optimizar la atención del paciente según la gravedad con la que asiste a la Unidad de Urgencias de los hospitales.
Se trata del Sistema de Categorización de Urgencias que a nivel regional se comenzará a aplicar en el Hospital de Curicó desde mañana lunes.
En general, el sistema categoriza al paciente que llega a la urgencia en una escala que va de C1 a C5.
En específico, el jefe de emergencias del hospital de Curicó, Mauricio Espinoza, explicó que este centro asistencial tiene como objetivo hacerse cargo de los pacientes C1 y C2, correspondientes a casos en que está en riesgo inmediato la vida de la persona. Mientras que aquellos catalogados como C4 y C5 pueden ser atendidos en los otros centros de la red de salud, como Sapus o SAR, o Cesfam. Y en cuanto a la categoría de C3, los casos que sujetos a la evaluación de un médico, pues “hay un grado de incertidumbre respecto al nivel de gravedad”.
La lógica indica que esta categorización se hace actualmente en todos los hospitales del país que cuentan con un servicio de urgencias. Entonces, ¿qué es lo nuevo?
El mismo jefe de emergencias del Hospital de Curicó lo aclara al señalar que uno de los principales rasgos de este sistema es la “objetividad”, pues está incorporado en un sistema computacional y, así, aporta una alta certeza de la efectividad de la categorización realizada.
Además, incluye parámetros de medición estandarizados y la certificación de los profesionales encargados de implementar este sistema.
Ese es el punto relevante. Si bien los hospitales actualmente realizan una priorización de los pacientes que llegan a urgencias, lo que aporta el sistema de categorización es una muy necesaria sistematización del proceso, permitiendo optimizar los recursos, redundando, finalmente, en una mejor atención de las personas.