Promoción turística del Maule

¿Cómo nos estamos preparando como región para la temporada estival que está a la vuelta de la esquina?

21 Diciembre 2018   7   Editorial   Gustavo Alvarado

Durante la semana, una delegación argentina venida desde la zona sur de la Provincia de Mendoza (Malargüe, San Rafael y General Alvear) cumplió con el ritual de los últimos años, de cruzar la cordillera para ofrecer los destinos y atractivos de su territorio, intentando captar potenciales viajeros.
Esto no es una acción aislada, sino que, por el contrario, ha sido constante hace más de una década, incluso apostando por ello aun cuando el Paso Internacional Pehuenche luchaba por conseguir recursos y voluntad política para ir avanzando en su pavimentación.
Además, el trabajo de difusión, al menos en nuestro país, lo han venido haciendo en forma asociativa y colaborativa entre los departamentos que componen la zona sur de Mendoza y que están más cercanos a Chile por vía del Pehuenche.
Lo que queremos destacar en estas líneas es la voluntad de trabajar en conjunto por difundir, promocionar y atraer turistas, como lo están haciendo al otro lado de la cordillera. Al menos, se debería tomar nota de esto, en una región como la del Maule, que ha puesto al turismo entre sus principales ejes de acción y que en cada discurso de sus autoridades se desprende que se busca explotar este potencial que naturalmente poseemos.
Sin embargo, y si bien es cierto las comparaciones suelen ser odiosas, sería bueno ver si estamos quizás en la misma línea de acción que los argentinos. ¿Dónde ha estado enfocada la promoción turística de nuestra región? ¿Qué segmento de público es al que está apuntando nuestro turismo regional? ¿Qué tan asociativamente se está trabajando entre el sector público, municipios y los privados? ¿Cómo nos estamos preparando como región para la temporada estival que está a la vuelta de la esquina?
Son algunas interrogantes que surgen cuando está llegando el verano y esperamos que sean miles los visitantes que arriben a las distintas zonas de la Región del Maule, ya sea a disfrutar la costa, la precordillera, las termas, nuestras viñas, la gastronomía, nuestro parchado mas no reparado patrimonio arquitectónico.
Nuestra riqueza turística está y los habitantes de esta región la conocemos. Por lo tanto, el mensaje no lo entreguen a nosotros mismos, sino que a quienes no nos conocen y que nos interesa que nos vengan a conocer.