Protección a niños víctimas

El pleno de ministros de la Corte Suprema manifestó su aprobación condicionada al proyecto de ley que regula las entrevistas video grabadas y otras medidas de resguardo a favor de menores de edad que sean víctimas de delitos sexuales

09 Octubre 2016   6   Editorial   Gustavo Alvarado

“Ante un hecho que revista caracteres de delito que afecte a niños, niñas y adolescentes, procede se resguarde su participación voluntaria y con estándares de asesoría similar a los imputados, como es la presencia de un profesional del área de la psiquiatría, psicología, medicina o pedagogía, como de un letrado que garantizará sus derechos, siendo lo ideal que se realice, con la presencia de un juez".

En estos términos, el pleno de ministros de la Corte Suprema manifestó su aprobación condicionada al proyecto de ley que regula las entrevistas video grabadas  y otras medidas de resguardo a favor de menores de edad que sean víctimas de delitos sexuales, iniciativa impulsada por la Fundación Amparo y Justicia y el gobierno.

Se trata de una iniciativa legislativa que es clave para la Reforma Procesal Penal, ya que otorgará protección efectiva y evitará el fenómeno de la revictimización, favoreciendo el proceso de reparación de las víctimas, en coherencia con los requerimientos legales que enmarcan la etapa investigativa y judicial de una causa.

El informe otorga importancia a la participación voluntaria de los menores en los procesos penales, hecho que la Corte Suprema señala que debe quedar plasmado en un protocolo y registro de dicho consentimiento, además de un reglamento para una posible retractación al que tiene derecho “en cualquier etapa de las diligencias”.

En esta misma línea, el máximo tribunal advierte que es necesario incorpora a un juez en la toma de declaraciones videograbadas y poner énfasis en la protección de los menores. “Una norma que debe quedar incorporada al proyecto es la prohibición absoluta de exponer a un enfrentamiento con su agresor”.

"El máximo tribunal considera pertinente el uso de la entrevista videograbada como prueba en un juicio, más manifiesta sus aprensiones respecto del uso de esta técnica en la etapa de investigación. La reproducción de la entrevista videograbada para los efectos de constituirse en prueba en el juicio es totalmente procedente”, agrega.

No ocurre lo mismo en la etapa investigativa de una causa, donde dicho procedimiento debe estar prohibido. Ello tiene por objetivo “evitar la observación de su propio relato y revictimizar. En el evento que se mantenga la posibilidad de hacer la reproducción del video debe ser con carácter estrictamente excepcional”.

Al finalizar, el informe enfatiza que "resulta pertinente destacar la preocupación por los niños, niñas y adolescentes de nuestro país, especialmente cuando se ven vinculados con el sistema procesal penal. En este sentido, no se advierte la justificación de la restricción de la iniciativa respecto de los delitos de connotación sexual”.

El documento fue remitido a la Comisión de Constitución y Justicia de la Cámara de Diputados, a fin que sea incorporado al expediente del Poder Legislativo y las observaciones sean discutidas a fondo. Ello permitirá analizar las propuestas a la luz de la experiencia de los intervinientes y expertos en el proceso penal.

La opinión pública no puede menos que quedar atenta al desarrollo de dicho debate, ya que el asunto en juego es de alta relevancia para toda la sociedad. El anhelo de justicia de las víctimas así lo exige y corresponde a las instituciones democráticas adoptar las medidas pertinentes para asegurar los derechos de todas las partes.