Protestas por cierre de Iansa

En este instante no hay dialogo con la empresa que es controlada por capitales ingleses

09 Junio 2018   6   Editorial   Gustavo Alvarado

Ruidosa y masiva fue la protesta realizada durante esta semana por trabajadores y remolacheros a raíz del cierre de la planta Iansa Linares, que debería materializar a contar del año 2019.
El movimiento fue encabezado por el líder del gremio y el sindicato, Ricardo Escalona y Ciro Tapia, respectivamente. En la instancia se contó con la presencia de representantes del transporte menor, es decir, las diversas líneas de colectivos.
El líder de la Federación Nacional de Remolacheros (Fenare) reveló que en este instante no hay dialogo con la empresa que es controlada por capitales ingleses, en este caso ED& Man.
“No tenemos ningún contacto con ellos. Hay productores que están contratando la siembra con la condición de financiar su traslado a la planta de la ciudad de Chillán”, comentó.
El fundamento de la movilización tiene que ver con la decisión de los controladores de cerrar la planta local debido a la crisis del azúcar internacional y sus bajos precios. La exigencia de Iansa es que los productores contraten y siembren 5.500 hectáreas del tubérculo para seguir trabajando en Linares.
Ciro Tapia, presidente del Sindicato de Trabajadores de Iansa Linares, dijo que el cierre de la empresa significa dejar sin trabajo a 1.125 personas directa e indirectamente.
“Ellos (Iansa) han informado al gremio que la planta se cierra el año 2019. Nosotros seguimos trabajando porque todavía no se finiquita a nadie. Este año hemos aumentado los rendimientos en comparación con Chillán y Los Ángeles. La empresa ha tenido una postura de cero dialogo”, comentó.
En sus reacciones pidió a las autoridades a que los apoyen. “Linares es la capital de la cesantía y este cierre no hará más que aumentar el desempleo”, insistió.
Tapia adelantó que se realizarán nuevas movilizaciones y se declararon en un “estado de alerta”.
Si bien el Ministro del Agro, Antonio Walker, como el intendente regional, Pablo Milad, se han reunido con los productores la decisión de la azucarera parece definitiva. Es imperioso que el Gobierno, al cual en esta zona la comunidad le dio una amplia mayoría en la última elección, intervenga derechamente y realice el lobby con la compañía para buscar de solución o reconversión. Linares es la capital del desempleo en Chile y de los bajos sueldos. El fin de Iansa significa un golpe duro para su alicaída economía.
Lo anterior es compartido por el alcalde y militante RN, Mario Meza. “Con la alta cesantía que hay en Linares no nos podemos dar el lujo de cerrar esta planta. Aquí hay un tema social muy importante. Por eso mi llamado al Presidente Sebastián Piñera. Él logró mucho apoyo de la gente de Linares y no podemos dejar abandonados a los productores y los trabajadores de la Iansa”.