¿Qué especie queremos ser?

Las regiones necesitan de manera ugente conectarse con los polos de pensamiento creativo

18 Enero   12   Editorial   Gustavo Alvarado

La pregunta que abre esta editorial es una de las interrogantes clavez que debe responder la humanidad y que, por ello, constituye el lema de la edición 2019 del Congreso del Futuro, evento que se llevó a cabo ayer en Talca, congregando a autoridades, académicos y estudiantes que escucharon a destacados exponnentes.
A nivel nacional, los temas que instala el Congreso del Futuro apuntan a la computación cuántica, inteligencia artificial, conciencia, reminismo, envejecimiento y cambio climático, todos abordados por grandes pensadores, científicos e invitados especiales. Los eventos comenzaron en Santiago, pero también en regiones como Antofagasta, Coquimbo, Valparaíso, O´Higgins, Maule, Biobío, Araucanía, Los Ríos, Aysén y Magallanes.
En el caso de la Región del Maule, sin duda que las principales preocupaciones apuntan a los efectos del cambio climático en sectores productivos como el silvoagropecuario, además de temáticas como la generación de energía y los problemas que genera el transporte en las grandes ciudades. Todo ello, en un contexto de moderada descentralización en la toma de decisiones.
Pero lo más importante apunta a la generación de inteligencia y de nuevas fuentes laborales, pensando que en el mediano plazo, el desarrollo de la inteligencia artificial y de la automatización, va a derivar en un cambio sustantivo en las fuentes laborales. En la práctica, ello significa que muchos puestos de trabajos serán reemplazados por la tecnologia y que, por ello, tenemos que saber adaptarnos a esas transformaciones.
Y en esta perspectiva, la única solución es realizar avances importantes en materia de educación y capacitación. No es de extrañarse que las nuevas generaciones tengan que aprender a cambiar dos o tres veces de trabajo, incluso con nuevas profesiones, para adaptarse a los cambios y lograr sobrevivir en un ambiente de alta competencia laboral.
Por todo ello, las regiones necesitan de manera urgente conectarse con los polos de pensamiento creativo, por lo cual, instancias como el Congreso del Futuro constituyen momentos claves en esta búsqueda de respuestas para los desafíos del mañana. Se trata, en todo caso, de un mañana que está más cerca de lo que pensamos, si vemos -por ejemplo- lo que ha ocurrido con el cambio climático. Hace pocos años, nadie pensaba que fenómenos como la sequía y los cambios en el clima nos afectarían de manera tan brutal durante apenas una generación. Pero así ocurrió y, por ello, es ahora vital tomar medidas para no heredar este fenómeno a nuestros hijos.