Redensificar la zona céntrica

Se trata de una iniciativa largamente esperada, ya que por fin se irá al rescate de zonas urbanas

14 Mayo 2018   3   Editorial   Gustavo Alvarado

Han pasado más de 8 años del devastador terremoto de febrero de 2010 y todavía se aprecian extensas zonas del casco central de Talca y otras ciudades de la región que están abandonadas. Se trata de sitios eriazos, donde se ven aun las ruinas de antiguas construcciones.
Se calcula que hay más de 500 terrenos donde existieron casas que fueron destruidas por el megasismo y cuyos propietarios debieron mudarse a otras zonas. Parte de esos sitios han sido limpiados y cerrados. Incluso, se han edificado nuevas y modernas construcciones que poco a poco han ido cambiando la cara del Maule.
Sin embargo, hay muchos lugares donde ello no ha ocurrido y debemos lidiar con feos lunares en pleno centro de la ciudad, los cuales están completamente abandonados y se han convertido en puntos negros ya que se acumulan los escombros, basuras y otros elementos.
Además, se han constituido en refugio de pandillas, delincuentes y otros grupos antisociales lo que causa molestias, peligro e inconvenientes a los vecinos. Plagas, ruidos molestos y malos olores son los problemas con que día a día deben lidiar los habitantes de estos sectores.
Estos sitios denotan una completa desidia por parte de sus propietarios que no se hacen responsables de lo que allí ocurre, ocultándose muchas veces en el anonimato, puesto que no es posible ubicarlos para notificarlos de los problemas que se generan por su culpa.
Por otra parte, el alto valor de esos terrenos hace difícil que las empresas constructoras planifiquen proyectos habitacionales, ya que resultaría inviable económicamente.
De ahí que resulta especialmente importante el anuncio del Ministro de Vivienda y Urbanismo, Cristian Monckeberg, que ha señalado que se prepara un plan nacional de densificación de los cascos centrales de las ciudades, entre las cuales se encuentra Talca.
El secretario de Estado adelantó que se van a generar incentivos y que prontamente se dará a conocer los alcances del programa que será específico para la recuperación de los barrios históricos para construir viviendas.
“Hay que dejar en claro que esta no es la renovación urbana de los años noventa, donde se respondió a una necesidad de ese minuto, pero fue desequilibrada porque produjo grandes edificios y uno encima del otro. Acá, lo que vamos a hacer es una densificación equilibrada y vamos a aprovechar polígonos o anillos que se van a ir determinando junto con los alcaldes y que vamos a dar a conocer prontamente”.
Se trata de una iniciativa largamente esperada, ya que por fin se irá al rescate de zonas urbanas que tienen la infraestructura necesaria y que hasta ahora está desperdiciada.