Reformas al Código de Aguas

La indicación apuntaría a entregar certeza jurídica a los actuales dueños de los derechos

21 Marzo 2018   4   Editorial   Gustavo Alvarado

El gobierno entrante ha anunciado que se preparará una indicación al proyecto de ley que reforma el actual Código de Aguas con el propósito de precisar jurídicamente el derecho del agua y el título de dominio, dos materias de gran controversia en el texto que se tramita hace varios años en el Congreso.
El ministro de Agricultura, Antonio Walker, ha señalado que tras analizar junto a su colega de Obras Públicas el aspecto jurídico y técnico del Código de Aguas “concluimos que necesitamos un código que mire hacia el futuro. El actual proyecto tiene aspectos positivos, pero también tiene aspectos negativos que son los que queremos revisar en aras de tener una certeza jurídica para el futuro de los regantes de Chile”.
El proyecto de ley está actualmente en su segundo trámite constitucional en la comisión de Agricultura del Senado y tiene dentro de sus principales objetivos asegurar el consumo humano y los caudales ecológicos.
En este sentido, Walker adelantó que la indicación apuntaría a entregar certeza jurídica a los actuales dueños de los derechos de aprovechamiento de agua ya que “el principal usuario del agua es la agricultura, ya que usamos más del 75 % y lo que hacemos es transformarla en alimentos, por eso necesitamos una reforma que haga frente a los efectos de cambio climático”.
El titular de Agricultura recalcó que “la reforma en su estado actual contiene elementos que crean incertidumbre respecto de la certeza que se debe tener, en consecuencia, lo que vamos a preparar es una indicación para perfeccionar esos aspectos de la reforma. Esto es un perfeccionamiento para que los derechos de agua queden asegurados”.
Para ello se establecerá una mesa de trabajo entre los equipos técnicos para definir los aspectos a modificar y posteriormente buscar una estrategia para socializarla entre los sectores involucrados.
La noticia ha sido bien recibida por parte de agricultores y canalistas que plantearon que la idea recoge los comentarios que han hecho desde hace varios años ya que el actual texto precariza los derechos de agua ya otorgados al pasar de indefinidos a concesionados por un periodo de 30 años.
El presidente de Agrícola Central apuntó también que se debe abordar la reducción de diferencias entre los cinco tipos de concesiones que podrían dificultar la convivencia entre los actores.
Se trata de temas de gran complejidad que es necesario analizar con todos los actores y llegar a acuerdos que permitan dar viabilidad a un proyecto muy necesario para ordenar el sector.