Regularización del proceso migratorio

Se suma la barrera idiomática, que afecta en todas las acciones de la vida, especialmente a la hora de tener que concurrir a la realización de trámites.

03 Julio 2018   3   Editorial   Gustavo Alvarado

El proceso de regularización migratoria sigue en marcha y los ciudadanos de diversas partes del mundo, que están residiendo en nuestro país y nuestra región comparten sus labores diarias con la realización de trámites y obtención de documentos.
La realidad en el Maule indica que el mayor porcentaje de migrantes proviene de Venezuela y Haití, lo que a estas alturas a nadie sorprende. En términos sociales, la comunidad haitiana es la que más ha despertado preocupación dada la vulnerabilidad y precariedad en la que están llegando al país. A eso, se suma la barrera idiomática, que afecta en todas las acciones de la vida, especialmente a la hora de tener que concurrir a la realización de trámites.
La difusión del proceso, también es fundamental para hacer que este sea más exitoso.
En esta línea, la semana recién pasada, con el voto unánime de 122 diputados, se aprobó una resolución que solicita al Jefe de Estado, en carácter de urgente, instruir una política de Gobierno a nivel nacional con el objetivo de que las intendencias y gobernaciones puedan difundir al máximo posible y durante el tiempo que resta, el proceso de regularización que deben realizar los extranjeros provenientes de Haití, informando en español y creole sobre los lugares a los que deben recurrir y la documentación requerida para poder llevarla a cabo.
Dicha resolución, que pertenece a un conjunto de parlamentarios de distintos partidos, entre ellos el curicano Celso Morales, plantea que la Corporación en uso de sus facultades fiscalizadoras sobre los actos del Gobierno, tendrá especial consideración que lo solicitado se ejecute, efectivamente, en términos de difusión y conocimiento por parte de la comunidad haitiana.
Los puntos del proyecto recuerdan que la primera etapa del proceso extraordinario de regularización migratoria para extranjeros irregulares que ingresaron por pasos no habilitados finalizó el pasado 23 de mayo, mientras que para todos los demás casos concluirá el próximo 22 de julio.
En ese plano, los autores precisan que la única vía de difusión de este proceso para los migrantes haitianos ha sido a través del sitio web de extranjería y migración, que dispone de idioma creole. Sin embargo, el acceso a internet en Haití alcanza solo a un 11,9% de la población, siendo uno de los más bajos de América Latina.