Reparación de baches

Moción parlamentaria simplifica los trámites para la reparación de baches en el pavimento de veredas y calles, permitiendo que sean los municipios los encargados de estos trabajos.

28 Julio 2017   14   Editorial   Gustavo Alvarado

Uno de los problemas que se enfrenta a diario en las calles y veredas de nuestras ciudades tiene que ver con el mal estado de las vías de circulación vehicular y peatonal, lo que puede originar accidentes vehiculares y caídas de los peatones.

Si bien en Talca hay desde hace varios años un exitoso plan de mejoramiento que ha cambiado el rostro de muchas calles, restan aún muchas veredas que se encuentran en pésimo estado que constituyen verdaderas trampas mortales especialmente para las personas con discapacidades y adultos mayores.

Lo mismo ocurre con algunas transitadas calles, que tras las lluvias aparecen con pequeños baches que con el tiempo se convierten en forados o pequeños cráteres con el consiguiente peligro.

Frente a ello, se tramita en la Cámara de Diputados una moción parlamentaria que simplifica los trámites para la reparación de baches en el pavimento de veredas y calles, permitiendo que sean los municipios los encargados de estos trabajos.

El proyecto modifica la ley N° 8.946 y busca agilizar la reparación de baches y hoyos en calles y veredas, que con la actual normativa demoran en realizarse, ya que la ejecución, renovación, conservación y administración de las obras de pavimentación urbana corresponde al Servicio de Vivienda y Urbanismo, Serviu, y que, con modificaciones posteriores, continúa con la labor de autorización y fiscalización.

El texto “establece que los municipios y no el Ministerio de la Vivienda sean los encargados de reparar esas roturas de pavimento en un procedimiento muy simplificado”.

Aparte de acelerar las obras de pavimentación, otro de los fundamentos de la moción  es reducir la posibilidad de accidentes vehiculares y de los propios peatones que transitan por veredas y calles, y hacer acorde la normativa con otra ley, que impone a los municipios la responsabilidad civil en casos en que se cause un accidente consecuencia del mal estado de las vías públicas.

De aprobarse esta iniciativa, se entregaría a los municipios que cuenten con los recursos para ello, una importante herramienta destinada a facilitar la vida de las personas, permitiéndoles actuar de manera rápida y eficiente para reparar los baches que se producen en nuestras calles y veredas.