Rescate patrimonial ferroviario

Actualizar la infraestructura del ramal y de sus estaciones es una necesidad vital de nuestro patrimonio regional.

05 Mayo   128   Editorial   Gustavo Alvarado

Un “Tren del Oeste” en el Maule. Una figura muy evocativa que lleva, inmediatamente, entre quienes -hoy mayores- disfrutaron del cine “wéstern” estadounidense, a historias plagadas de disparos, indios y bandidos. En ese escenario tan típico, el tren ocupaba un lugar central.
Obviamente el tren fue perdiendo relevancia, tras la aparición de otros medios de transporte y el inevitable avance tecnológico, sin dejar de lado las consideraciones medioambientales que fueron arrinconando a locomotoras humeantes y ruidosas.
Hoy el negocio ferroviario avanza por otras vías, más modernas y ajustables a los requerimientos de ciudadanos exigentes y ciudades en constante crecimiento.
Ese “Tren del Oeste” existió en el Maule. Así fue bautizado el ramal que unía Parral y Cauquenes, construido entre 1888 y 1896, como lo relata el libro “El Tren del Oeste: un patrimonio ferroviario olvidado”, de los autores Raúl Sánchez y Alejandro Morales.
En el texto se explica que su construcción se hizo bajo la premisa de que el tren constituía “un articulador del desarrollo y crecimiento económico”. No era solo un medio de transporte de personas, sino también de mercaderías que buscaban integrarse a mercados mayores.
La vía era de trocha de 1,68 metros, con estaciones en Parral, Unicaven, Quella y Cauquenes.
Y si bien se trató de un proyecto promovido por antiguos terratenientes de la zona, motivados por interese evidentemente económicos, también sirvió -explican los autores del libro- para generar “posibilidades de ascenso e inclusión social, mediante la contratación de campesinos y gañanes como jornaleros, que paulatinamente se transformaron en obreros mecánicos, carrilanos y ferroviarios, formando una subcultura con un estilo particular de vida”.
El rescate de este patrimonio ferroviario olvidado, junto con ayudar a valorar nuestras señas de identidad, es un buen respaldo a iniciativas actuales vinculadas a este ámbito que han logrado, no sin dificultades, sobrevivir a la modernidad.
Es el caso del ramal Talca-Constitución, instancia que se ha ganado el respeto y consideración tanto de la ciudadanía como de las autoridades, a la hora de revalorar y proyectar su funcionamiento. Una tarea que no ha terminado y que requiere de mayores esfuerzos.
Actualizar la infraestructura del ramal y de sus estaciones es una necesidad vital de nuestro patrimonio regional.