Seguimos en alerta, evitemos el Hantavirus

Adoptar las medidas de prevención es esencial –incluso vital- para pasar unas vacaciones sanas, sin complicaciones.

09 Febrero 2017   3   Editorial   Gustavo Alvarado

Desde el inicio de la emergencia de los incendios,  el Hospital de Cauquenes desarrolló una campaña informativa para prevenir el efecto del humo en la salud, pero además ha sido reiterativo en entregar a la comunidad las medidas que deben adoptar para prevenir el Hantavirus, una enfermedad infecciosa aguda, habitualmente grave, que puede incluso resultar mortal.  Con el fuego los ratones de cola larga huyeron, por lo que se presume pudiesen llegar a las localidades, poblados o ciudades más cercanas de su hábitat.

Incluso, una de las publicaciones del establecimiento cauquenino en las redes sociales comienza con la frase “No queremos ser majaderos, pero reiteramos las medidas preventivas”. Sin duda que no es majadería, pues es una realidad que hay que estar cautos y tomar todas las medidas de prevención, pues este virus es el responsable de provocar el síndrome pulmonar grave.

El Hanta está presente en nuestro país desde la década de los 90, se adquiere por contacto con fluidos de ratones silvestres de “cola larga” (Oligorizomys  longicaudatus) portadores del virus, principalmente a través de las fecas y orina que dejan en los matorrales o en espacios cerrados como bodegas, cabañas y casas de veraneo. Con sólo oler los aerosoles de esta orina la persona se contagia.

Hace unos días,  desde el Ministerio de Salud confirmaron 14 casos de personas infectadas por Hantavirus, una de las cuales falleció.

El ministro subrogante de Salud, Jaime Burrows, explicó que son dos las poblaciones que están más en riesgo, que corresponden a la gente que acampa en zonas silvestres con mucha vegetación y los trabajadores rurales, los que están expuestos al hábitat del ratón de cola larga.

“Hacemos el llamado a todos a tener precaución porque el ratón si bien es de hábito nocturno, se acerca a lugares donde hay personas cuando le falta alimento, entonces aquellos jóvenes y personas que están haciendo excursiones o campamentos el llamado primero es a utilizar recintos que estén autorizados por la seremi de Salud“, señaló.

Por tanto, no es ser majaderos. La provincia de Cauquenes fue una de las zonas que se vio afectada por el “Gran incendio” que afectó a gran parte de la zona rural que bordean a las tres comunas, lo que hace muy probable el desplazamiento de los “cola larga” hacia los centros urbanos, en busca de comida.

En tanto, es de vital importancia no sólo limpiar todas las superficies con cloro (líquido que mata el virus), sino que además se debe mantener los alimentos y deshechos bien cerrados para evitar atraer roedores, así como ventilar cabañas o casas que estén solas por periodos muy largos, desratizando constantemente.

En época estival, algunos tienen programado ir de excursión y acampar, las autoridades recomiendan hacerlo en lugares autorizados por la Seremi de Salud y transitar por los senderos demarcados, no internarse en los matorrales porque el ratón evita los lugares con personas.

Adoptar las medidas de prevención es esencial –incluso vital- para pasar unas vacaciones sanas, sin complicaciones. Pero es de sumo interés mantenerse en estado de alerta, pues los síntomas de contagio son difícil de distinguir, pues tiende a confundirse con un cuadro gripal común ya que se manifiesta con dolores musculares, abdominal y algunas molestias respiratorias.

Este verano seguiremos en vigilia y en alerta, primero por adoptar las medidas para aplacar los efectos del humo en la salud provocado por los incendios, ahora será para mantener el virus lejos de nuestro cuerpo, familia y ciudad. Pues es una realidad que la detección temprana y oportuna permite controlar la mortalidad del virus, a través de un tratamiento con suero híper inmune, que ha permitido bajar la mortalidad de esta enfermedad de un 50% alrededor a un 20% en la actualidad, de acuerdo a los datos entregados por el ministerio de Salud.